La edil Patricia Menárguez afirma que “el centro de protección animal funciona sin
contrato después de 2 meses de que caducara el contrato, una vez más es la empresa
adjudicataria ASOKA EL GRANDE la que sigue prestando el servicio para no
abandonar a los animales que residen en él porque el ayuntamiento es incapaz de licitar

un contrato a tiempo”.

17/05/2021
La socialista Patricia Menárguez ha criticado lo que considera “un caos y falta de interés
y trabajo” en la concejalía de contratación que gestiona la popular Sabina Galindo.
“Sinceramente no entendemos cómo el departamento de contratación, siendo uno de los
elementos estructurales más importantes del ayuntamiento de Orihuela funciona con
tanto retraso. Precisamente esta concejalía es de las más importantes y debería ser
eficiente, con una óptima organización, planificación y estrategia de los objetivos a
conseguir con la finalidad de alcanzar un servicio pues de ellos depende el
funcionamiento de muchas áreas del ayuntamiento”.
Otro de los últimos ejemplos del caos de esta concejalía es según Menárguez la gestión
del Centro de Protección Animal y recogida de Animales abandonados en el municipio
de Orihuela. La socialista asegura “llevan dos meses sin contrato y sin que nadie sepa
cuando será la nueva licitación. El pasado 2 de Marzo se cumplieron los 4 años por los
que se licitó en 2017, ya han agotado las 2 prórrogas y a día de hoy los trabajadores una
vez más y ante la inacción del ayuntamiento han decidido seguir prestando el servicio
del para no abandonar a los numerosos animales que residen en el centro”.
Para la edil es muy injusto que la empresa tenga que asumir los costes mientras el
ayuntamiento vuelve a sacar los pliegos para licitar el contrato. “porque los trabajadores
no saben cómo ni cuándo van a cobrar los meses que se mantenga esta situación que
debería ser excepcional, pero que en el ayuntamiento de Orihuela es lo habitual.
Casualmente cobraron ayer lo correspondiente a marzo, pero de Abril y Mayo no saben
cuándo lo percibirán y tampoco cuanto se demorará la proceso de licitación que en
Orihuela suele tardar de 2 a 3 meses, es decir que podría estar en esta situación de
incertidumbre todo el verano”.
La concejala insiste en que un ayuntamiento no puede funcionar así “porqué las
personas que se encargan de supervisar los contratos no avisan de la caducidad de los
mismos, porqué cada mes la concejala no se preocupa de estar pendiente de las nuevas
licitaciones. Ésta área precisamente se dijo que tendría refuerzo sin embargo no ha
mejorado en absoluto, seguimos llegando tarde, los procesos son lentos y la
administración da un servicio deficiente, así cada vez menos empresas querrán trabajar
para Orihuela, porque la estabilidad de las empresas también depende de que la
administración cumpla”.

Deja un comentario