La web institucional ‘Invest in Cantabria’ busca vender Cantabria a inversores extranjeros con los
“sueldos bajos” y la “ausencia de conflictividad laboral” como atractivos
El consejero de Industria y Turismo, Javier López Marcano, presentaba este fin de semana el
proyecto ‘Invest in Cantabria’, una web que busca atraer inversores a nuestra comunidad
destacando su “competitividad” por lo bajo. La página resalta, entre los atractivos de Cantabria, que
cuenta con “bajos sueldos” en comparación a “la media española” y con “ausencia de conflictividad
laboral”.
Dos afirmaciones que, además de ser falsas, ponen en duda la capacidad para desarrollar un nuevo
modelo productivo de quien, en lugar de trabajar para erradicar la precariedad y la explotación,
aprecia en ellas una oportunidad para atraer inversores sin escrúpulos.
Además de lamentable, se trata de publicidad engañosa. El salario medio en Cantabria (1.897,3 €) se
encuentra por encima de la cifra española (1.889), no por debajo, formando parte de las siete únicas
comunidades autónomas que se encuentran en esa situación. Asimismo, Cantabria es la décima
provincia de 51 en conflictividad laboral, con 55.832 horas no trabajadas por huelga, según datos del
INE y la propia CEOE en 2018.
Por supuesto que existe lucha en Cantabria por mejorar las condiciones de su pueblo trabajador, que
pregunte a Ambuiberica, las 9 de AON, SEG Automotive en Treto, los despidos de candidatos
sindicales en AT Operalia, la huelga de Global Steel en Corrales, las trabajadoras de H&M… Es decir:
López Marcano miente sobre la realidad socioeconómica de Cantabria buscando atraer un perfil
empresarial esclavista, que aspire a instalarse en un territorio donde poder explotar a sus
trabajadoras sin miramientos y con el beneplácito de sus instituciones.
Desde que regresara a la primera línea de la política cántabra, López Marcano viene abanderando el
proyecto turistificador y precarizante del Gobierno PRC-PSOE, con proyectos disparatados como un
nuevo aparcamiento para 420 vehículos en Fuente Dé, buscando masificar el que es ya uno de los
principales puntos de afluencia turística de Cantabria. También, mostrando nulo respeto por sus
trabajadores, como demostró al responsabilizar al obrero fallecido en Cabárceno del accidente
laboral que le costó la vida, cuando la propia Inspección de Trabajo destacó que Cantur conocía el
fallo en el pastor eléctrico que fue determinante en el accidente.
Desde Cantabria No Se Vende consideramos que todos estos motivos demuestran la incapacidad de
López Marcano para aportar a Cantabria un proyecto que no sea el de la explotación laboral y la
venta de nuestra tierra al peor postor, y es por ello que le invitamos a volverse a casa y dejar paso a
ideas de progreso que puedan ofrecer un mejor futuro a Cantabria.

Deja un comentario