Desde CGT, indignats amb renfe, y la plataforma de usuaries del tren valencià, convocamos una concentración de personas usuarias, y de trabajadores y trabajadoras, para el próximo viernes 10 de septiembre del 2021 en el patio de la estació de valencia nord, de 12h a 13h, en la que repartiremos octavillas e informaremos a la ciudadanía.

Desde CGT queremos alertar del modelo que se está instaurando en la red ferroviaria, tanto en el ámbito nacional, como autonómico, que potencia las grandes infraestructuras, utilizadas por pequeños porcentajes de la población, en detrimento de las líneas de cercanías y regionales que utilizan a diario un gran número de personas. En los últimos años, las inversiones han ido hacia la alta velocidad, en detrimento del tren convencional, que ha recibido escasos recursos económicos, incluso nulos en algunos casos, que ha repercutido en la calidad y seguridad del servicio prestado, y que ha ahondado más todavía las desigualdades sociales. Es imprescindible la optimización de estos recursos, y de la priorización de las inversiones.

En los últimos cinco años, y sin tener en cuenta el periodo pandémico, se han suprimido 20.500 trenes, en el ámbito de València, solamente en 2019, fueron 7590 trenes. Con la llegada del COVID-19, se redujo de manera drástica el servicio, en algunos casos, entendible, pero, no así, que todavía permanezca mermado y funcionando en algunos casos por debajo del 70%.

Desde CGT hemos denunciado reiteradamente, que la falta de personal impide aumentar el servicio que se ofrece a la ciudadanía, y que sirve de excusa para perpetuar la reducción de trenes, hasta intentar instaurarla de manera definitiva, así como el cierre de líneas y la supresión de servicios. La falta de personal de conducción, intervención, y mantenimiento de material, incide directamente en la supresión de los trenes, y en la calidad del servicio prestado. Además, la falta de vehículos, la antigüedad de los mismos, y el exiguo mantenimiento, acrecientan esta problemática.

Por ello, con esta concentración, y con la campaña que estamos realizando tanto a nivel estatal, como local, desde CGT, y desde “INDIGNATS AMB RENFE” y “USUÀRIES DEL TREN VALENCIÀ”, queremos anunciar un periodo de conflictividad en el ámbito ferroviario, queremos reivindicar las siguientes demandas:

  • Restablecimiento del servicio ferroviario anterior a la pandemia del COVID-19.
  • Aumento de la plantilla de Conducción, Comercial y Mantenimiento y Fabricación, para poder garantizar el servicio ofrecido a la ciudadanía, evitando la supresión de trenes por falta de personal, vehículos, o mantenimiento de los mismos.
  • Optimización de la gestión de los recursos económicos disponibles, priorizando las actuaciones más cercanas a la ciudadanía y las personas usuarias.
  • Potenciar las actuaciones encaminadas a fomentar la intermodalidad, la integración de la red ferroviaria en una red metropolitana integrada, y el servicio a las personas con movilidad reducida, y bicicletas,
  • Reorganización de los horarios y las frecuencias de los trenes, así como las cabeceras y finales de líneas, para dar un servicio más acorde con las necesidades de las usuarias, como la línea C3 para que Camporrobles sea final de línea y pueda complementar el servicio de Media Distancia, con 3 trenes de Cercanías, que ahora sólo llegan a Utiel. Beneficiando también, con ello a la población de las Cuevas de Utiel.
  • Restablecimiento del servicio ferroviario entre Utiel y Cuenca, que quedó interrumpido en enero de este año, con una posterior rehabilitación exhaustiva, que permita poder aumentar la calidad del servicio, así como la regularidad y frecuencia de la misma, y mientras el autobús sustituya al tren en el tramo entre Utiel y Cuenca, para mejorar el servicio, es necesario establecer paradas en las localidades por las que pasa el bus en su recorrido, al menos Mira y Fuentes.
  • Poner en marcha un plan integral de sustitución de vehículos, teniendo en cuenta parámetros de confort y sostenibilidad, así como adaptar y adecuar las estaciones, y las líneas, con prioridad a su electrificación.
  • Paralización de la segregación de la empresa Renfe, del desvío de fondos e infraestructuras públicas a manos privadas, y de la colaboración de Renfe en proyectos lesivos para el medio ambiente y las poblaciones indígenas en México.
  • Exigimos a Renfe, a Adif y al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana la paralización y moratoria de todos los proyectos de Alta velocidad, así como una auditoría de los mismos, y la reconversión social y sostenible de las Líneas de Alta Velocidad (LAV), que ya están en funcionamiento. Así mismo, denunciamos la intención del Gobierno Español, de utilizar los Fondos de Cohesión Europeos, por el COVID-19, para la construcción de nuevas líneas de Alta Velocidad.
  • Exigimos un impulso decidido al transporte de mercancías por ferrocarril, que ha descendido en los últimos años de casi el 11% al 2,4%, y que ha impulsado infraestructuras faraónicas, con falsas expectativas como la del corredor mediterráneo, camuflando un tren de Alta Velocidad.
  • Exigimos también, una política acorde con los valores que emanan del año internacional del ferrocarril, y que son interpretados de manera torticera por el Gobierno de España, y mostramos el apoyo a todas las movilizaciones convocadas por la Coordinadora Estatal por un Ferrocarril Público, Social y Sostenible, y por todas las organizaciones sociales y medioambientalista en la semana de lucha de octubre de 2021.

Deja un comentario