La plataforma municipalista  se adhiere a la campaña Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra la colonización israelí y el apartheid en tierras palestinas
El Plenario de València en Comú (VALC) celebrado el pasado viernes aprobó por una unanimidad una declaración de apoyo a la campaña Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) “contra la ocupación, el apartheid y la colonización israelí en tierras palestinas”. La plataforma municipalista matiza en su declaración que “no es una campaña contra las personas judías, sino que busca acabar con la ideología
sionista que está manteniendo al pueblo palestino preso en su propia tierra y practicando un auténtico genocidio hacia la población palestina”.
València en Comú precisa en su declaración que “somos conscientes de que es necesario actuar localmente pensando globalmente y que lo que ocurre en el sur está determinado por cómo actúa el norte. Por ello, hay luchas internacionalistas que queremos hacer nuestras. Una de ellas, es el apoyo y la adhesión como plataforma municipalista a la campaña Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra la ocupación, el apartheid y la
colonización israelí en tierras palestinas”.
En este sentido, VALC recuerda  y precisa que “el movimiento BDS surgió en el 2004 como una demanda de la sociedad civil palestina, una herramienta de acción política pacífica, que consiste en aplicar al estado de Israel una campaña de boicot, sanciones y desinversiones. No es una campaña contra las personas judías, sino que busca acabar con la ideología sionista que está manteniendo al pueblo palestino preso en su propia tierra y practicando un auténtico genocidio hacia la población palestina”. A juicio de la plataforma municipalista, “el estado israelí mantiene al pueblo palestino sin derechos, con violencia constante hacia toda la población (niños/as, madres, jóvenes, trabajadores/as…), abusos, sin futuro ni tierra propia, atacando día a día los derechos humanos de las personas palestinas”.
En este contexto, “la campaña BDS busca que Israel se retire de todos los territorios ocupados en 1967, incluyendo Jerusalén Este, y que obedezca así las numerosas resoluciones de las Naciones Unidas que le exigen la restitución de los derechos a las personas refugiadas palestinas”.
Para VALC, la campaña BDS es “una herramienta de resistencia necesaria para poder acabar con el sistema de apartheid en el que vive el pueblo palestino”. Así, València en Comú denuncia  “la situación de genocidio que el estado israelí comete contra Palestina y su población, así como la invisibilización y ocultación de este conflicto a nivel internacional”.
Según la plataforma municipalista, “se considera que los ataques a los derechos humanos y el exterminio que está provocando Israel contra el pueblo palestino es un conflicto aislado. Sin embargo, como muchas otras organizaciones ya han denunciado, este conflicto responde a los intereses de potencias occidentales, a las que no les importa jugar con la vida de toda una población a cambio de conseguir beneficios económicos y estratégicos.
Destacando además que el proyecto sionista de Israel solo es viable con el apoyo que recibe de potencias extranjeras”.
València en Comú subraya en su declaración que “Palestina no está sola, son muchas las organizaciones que apoyan la campaña BDS, y que luchan por la recuperación de las tierras palestinas y el fin de la ocupación israelí. Son muchas las organizaciones, movimientos…que trabajan para lograr que Palestina recupere su pasado, presente y futuro como pueblo,  un pueblo combativo que resiste cada día los ataques de uno de los mejores ejércitos del mundo. Por ello, necesita  todos los apoyos internacionales posibles”.
VALC concluye su declaración reconociendo “el derecho de autodeterminación del pueblo palestino” y y anunciando que “apoyará cada una de las acciones que realice el movimiento BDS a nivel cultural, económico, institucional…” Para la plataforma municipalista, “el cumplimiento real de los Derechos Humanos es uno de nuestros motores de acción. Por ello, nos reafirmamos en que solo podrá haber justicia cuando Israel haya pagado sus crímenes contra el pueblo palestino, ponga fin a la ocupación y colonialismo ilegal de tierras palestinas y cuando el pueblo palestino sea libre, respetando sus tierras y a sus gentes. Queremos una Palestina libre porque queremos que los pueblos sean soberanos y puedan decidir su destino”.
Por otro lado, dentro de la campaña BDS, se han organizado en Valencia unas Jornadas por Palestina que tendrán lugar los días 11, 12 y 13 de mayo y que consistirán en charlas y mesas redondas, la plantación de un olivo el día 12 en el cauce del Turia y un concierto en la sala Matisse, a las nueve y media de la noche del jueves 12 de mayo, en el que participarán Mafalda, La Gossa Sorda, Herba Negra y Pati Difusa.

Deja un comentario