• «Ahora se entienden mejor las reservas del PP para que se investigara CIEGSA», resalta el diputado de Podemos-Podem, César Jiménez.

Podem ha pedido la dimisión de Beatriz Gascó, portavoz popular de Educación, por la doble causa de haber cobrado casi 43.000 euros como trabajadora “zombie” en CIEGSA y haberlo negado además en la comisión de investigación parlamentaria que analiza la gestión en CIEGSA, este mismo lunes.

«Al conocer las informaciones de hoy que implican a la diputada Beatriz Gascó Henríquez, se entienden mejor las reservas del PP para que se investigara el funcionamiento de la empresa pública CIEGSA», ha explicado César Jiménez, diputado de Podemos-Podem, «se demuestra así que era un instrumento para saltarse los controles y facilitar los tejemanejes del Partido Popular.»

«La diputada Gascó Henriquez ha mentido en sede parlamentaria, advertida de que en caso de hacerlo estaría incurriendo un delito, por lo que demuestra su falta de respeto por la institución y, en consecuencia, le pedimos que entregue su acta de diputada», ha concluido Jiménez.

Una reciente investigación periodística sitúa a la diputada popular en la nómina de trabajadores “zombies” de Ciegsa, contratada durante un año para realizar labores de administración, archivo y atención telefónica, cuando en realidad estaba coordinando el área de educación en el gabinete de prensa de la Conselleria.

La práctica de trabajadores y trabajadoras “zombies” fue una desgraciada constante en la época de mayor corrupción del PP valenciano, como queda evidenciado en el Caso Taula. Podem considera que aunque Beatriz Gascó no resulte imputada por la posible prescripción de los hechos, las responsabilidades políticas sí que son vigentes y deben ser asumidas mediante la correspondiente dimisión de todas sus funciones parlamentarias.

Deja un comentario