El PSOE y la Asociación de Vecinos de La Aparecida exigen la pronta terminación del Centro Cívico

0
23
  • Hernández elevó a 300.000 € el costo generado al Ayuntamiento de Orihuela en alquileres e indemnizaciones durante los once años transcurridos desde la aprobación del proyecto; y criticó la falta de voluntad política por parte del Equipo de Gobierno, que prometió que las obras estarían acabadas en 2017.
  • La Asociación de Vecinos recriminó en su manifiesto que, pese a las promesas de empezar las obras en octubre de 2017, “no sólo no han empezado las obras, sino que no las han sacado a licitación, ni se han adjudicado”; y convocan una asamblea vecinal para este mismo domingo.

Acompañado por un nutrido grupo de la Asociación de Vecinos de La Aparecida, comparecía esta mañana el Concejal socialista, Pepe Hernández, ante los medios de comunicación a las puertas del Centro Cívico de esta partida rural para exigir a Emilio Bascuñana que cumpla “con sus promesas y su obligación” y agilice los trámites para retomar las obras de construcción del inmueble.

Hernández recordó que la obra del Centro Cívico de La Aparecida fue paralizada en 2009 y que, pese a que el gobierno bipartito de PSOE y Los Verdes trataron de habilitar crédito suficiente para terminar las obras en 2013, el PP impuso su mayoría en el Pleno de la Corporación y paralizó el proyecto. Tras ello, el Partido Socialista presentó en 2015 una moción al Pleno para hacer frente a la terminación de las obras de este centro municipal, que también rechazó el PP.

En este sentido, el concejal socialista recordó que hace ya un año, en noviembre de 2016, “Bascuñana se comprometió ante la asamblea de vecinos que el centro cívico estaría acabado en 2017, y que esa misma semana se crearía una partida económica para adjudicar la obra”, dijo. “Partida económica que no se creó hasta mayo de 2017 en un Pleno Extraordinario celebrado la misma semana en que la Asociación de Vecinos anunció movilizaciones”, añadió.

Hernández hizo hincapié en que en agosto de este año se le volvió a prometer a los vecinos de esta partida rural que las obras empezarían en septiembre u octubre. “Es evidente que estamos terminando el año 2017 y todo sigue en el mismo punto paralizado”, y todo ello, dijo, “a pesar de contar con una modificación presupuestaria y con un informe del arquitecto redactor del proyecto en el que se dice que la obra <<cuenta con todos los requisitos exigibles de conformidad con la legislación de ampliación al proyecto>>”.  Un informe al que Hernández sumó otro del Oficial Mayor del Ayuntamiento en el que se justifica no sólo la necesidad de concluir las obras, sino también su urgencia, asegurando que <<la demora en poner esta obra en marcha genera un progresivo deterioro de la parte ejecutada provocando un incremento de su costo y un quebrando a la Hacienda pública contrario a las leyes>>”.

A este respecto, el concejal socialista, natural de esta pedanía, elevó hasta los 300.000 Euros el costo generado al Ayuntamiento de Orihuela en alquileres e indemnizaciones durante los once años transcurridos desde la aprobación del proyecto, y advirtió del peligro que supone “tener una obra de esta envergadura junto a un parque infantil, una plaza pública y un recinto de fiestas, donde los menores saltan el vallado detrás de una pelota, o por curiosidad, y donde hace unos años ya tuvimos la desagradable experiencia de un grave accidente en su interior que casi le cuesta la vida a un joven”.

Pepe Hernández aseguró que el retraso en la reanudación de las obras se solventaría si “por parte del Equipo de Gobierno hay voluntad política de atender las demandas de los vecinos, y menos hipocresía e intereses prefijados posiblemente en fechas electorales”, y criticó “la falta de respeto” del Alcalde hacia unos vecinos que “se sienten engañados una vez más”; y aprovechó para exigir al primer edil “como responsable directo de la ejecución de este proyecto, que cumpla con su obligación, que cumpla con sus promesas y con los deseos de los vecinos de La Aparecida y no dilate más en finalizar esta obra para dar cobertura a necesidades sociales y culturales de este núcleo de población”.

La Asociación de Vecinos lee un manifiesto y convoca una nueva Asamblea este domingo.

En representación de la Asociación de Vecinos de La Aparecida, Raimundo Rodríguez, leyó un manifiesto en el que aseguraron sentirse “preocupados por el estado actual del centro cívico” y reconocieron que ante las promesas de que en octubre de 2017 empezarían las obras “y estamos en noviembre, y no sólo no han empezado las obras, sino que no las han sacado a licitación, ni se han adjudicado”.

Rodríguez anunció, además, que este próximo domingo 5 de noviembre, la Asociación de Vecinos celebrará una nueva asamblea en el salón parroquial “porque no tenemos otro sitio donde reunirnos”, para informar a los vecinos sobre la situación de la obra y decidir las medidas a tomar para “expresar nuestro disgusto y nuestra protesta” porque -dijo- “no podemos esperar otros siete años más, por lo que instamos al Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Orihuela que agilice todos los trámites administrativos, y a la mayor brevedad de tiempo podamos ver nuestro centro cívico terminado y disfrutar de sus instalaciones, que tanta falta nos hacen”.

Deja un comentario