El pleno municipal del próximo día 22 de diciembre va a ser poco dulce aunque muchas y muchos tengamos ya los turrones encima de la mesa. Desde Podemos Paterna y el grupo Paterna Sí Puede en el consistorio denunciamos sin tapujos la doble moral e hipocresía de un partido, el PP, que no se ruboriza a la hora de llevar ante los 25 concejales, incluido el alcalde, cómo debemos celebrar los y las Paterneras la Constitución española del régimen del 78. La que con su neoliberalismo criminal han violado y usado como les ha venido en gana en materia de vivienda, derechos sociales, educación… tendríamos que ir artículo por artículo desgranado cómo y de qué manera se han pasado por el forro la Ley de Leyes del estado español.

La gente de Podemos sostenemos que la Constitución del 78 ha caducado, como los yogures esos que el ministro del PP quería que quienes no pueden llegar a fin de mes se comieran. Una Constitución machista y heteropatriarcal que antepone el varón a la hembra a la hora de heredar el “reino de España”; una carta Magna que deja a su pueblo sin poder calentarse en invierno o sin comer, antes que dejar de pagar la deuda a los tiburones financieros. Esa es su constitución, no la de la gente que levantamos con nuestro trabajo, nuestras aspiraciones y nuestra bondad, cada día este país de países.

Ese grupo de presuntos corruptos saben que nos tienen enfrente y que no nos van a callar, que les decimos en cada pleno municipal de dónde vienen -de la condena de su alcalde en la cúspide de la pirámide de su putrefacción como partido político que ya debería estar ilegalizado por los presuntos, siempre presuntos, saqueos, desfalcos y pelotazos de su “gente más bien”-, y que, en cuanto nos hablen de la Constitución en el hemiciclo de la Casa del Pueblo, se lo vamos a repetir.

En Podemos Paterna queremos una nueva Constitución, porque la actual, como muchos pueblos y ciudades de España, rebosa amianto que mata de cáncer y huele a cloacas atascadas en el Estado, por mucho que se redecoren despachos de ministros del Interior, despachos de alcaldes, o de diputados. Ni cambiando el Rey ha desaparecido el mal olor que aún desprende el ‘yernísimo’ o les tesoreros del Partido más corrupto de la joven democracia española.

Feliz Navidad a todas y a todos.

Deja un comentario