Discurso del portavoz de Sí Se Puede, Víctor Alarcón, el 29 de enero de 2018 en el debate sobre los presupuestos del Pleno de Elda.

Buenos días. Voy a comenzar mi intervención con lo que ya se ha convertido en una tradición eldense que se repite todos los años, como “correr la traca”: Criticar que los presupuestos llegan tarde. El presupuesto debería haberse presentado al Pleno antes del 31 de diciembre de 2017, pero lo cierto es que poder debatirlos con tan sólo un mes de retraso es todo un avance, comparado con años anteriores.

El año pasado votamos en contra de un presupuesto que tenía corte neoliberal. Un presupuesto que fue aprobado en abril, por urgencia y sin negociación alguna. Este año, sin embargo, no podemos reprochar nada al Gobierno sobre el proceso de negociación. Pudimos estudiar el borrador con tiempo, tuvimos varias reuniones para negociar las propuestas y finalmente, llegamos a un acuerdo de consenso. La voluntad de invertir por parte del Equipo de Gobierno ha facilitado el entendimiento, que no fue posible el año pasado con unos presupuestos que recortaban el gasto. Pese a que las externalizaciones que se plantearon el año pasado se mantienen, el presupuesto amplía partidas importantes y aumenta la inversión en mejorar la ciudad y ampliar los servicios públicos. Las propuestas que presentamos al Gobierno eran de sentido común y buscaban los puntos en común para alcanzar un acuerdo. Y ese acuerdo se ha materializado, aceptando el Gobierno las medidas propuestas por nuestro grupo. Estas medidas pretenden blindar partidas presupuestarias que entendemos fundamentales y, por lo tanto, deben gastarse de forma íntegra en su materia y no acabar en el remanente de tesorería o ejecutadas en otras partidas por medio de modificaciones de crédito.

1.  PLAN DE EFICIENCIA ENERGÉTICA E HÍDRICA

La primera de las medidas que propusimos es la aplicación del plan de eficiencia energética propuesto en la auditoría que el Ayuntamiento realizó el año pasado. Dicho plan supondría un ahorro anual de medio millón de euros a la Corporación, a lo que hay que añadir la reducción del impacto medioambiental. Durante este año, se van a realizar diferentes inversiones encaminadas a sustituir parte de la red de alumbrado público. Según el acuerdo, estas inversiones se harán conforme al plan de eficiencia energética.

Además, hemos acordado que los ahorros previstos en los consumos sean empleados en las mejoras que establece el mencionado plan.

En cuanto a la eficiencia hídrica se ha acordado poner los medios necesarios para tomar las medidas que eviten la gran pérdida de agua que se produce en el transporte del agua con la mejora de conducciones, todo ello a partir de las recomendaciones que realice la Cátedra de la Universidad de Valencia. Hemos acordado también estudiar, a través de esta misma universidad, la realización de una auditoría hídrica completa; impulsar campañas de sensibilización sobre el consumo de agua responsable, y aplica los acuerdos aprobados en el pasado pleno en la moción presentada por el grupo Esquerra Unida.

2.  AUDITORIA DE GASTOS EN FIESTAS 

En segundo lugar, propusimos fijar fecha a la auditoría del gasto de fiestas que fue aprobada al principio de legislatura, pero todavía no se ha realizado. A pesar de esto, el presupuesto de fiestas ha aumentado cada año. Una auditoría puede aportar transparencia sobre la gestión de eventos festivos que se financian con dinero de todos los ciudadanos y ciudadanas de Elda y orientación sobre cómo hacer más eficiente su organización y la aprovechamiento de recursos públicos. Además, esta auditoría se abrirá a la participación ciudadana.

3.  AUMENTO DE LA PLANTILLA DE SERVICIOS SOCIALES

En tercer lugar, nos alegramos haber llegado a un acuerdo con el Gobierno en la cuestión de Servicios Sociales. No podemos consentir que siga sobrando dinero en servicios sociales porque no hay personal suficiente. El año pasado sobraron más de trescientos mil euros y, el anterior, una cifra similar. Es un servicio crítico para las familias que peor lo están pasando por culpa de la crisis económica. Por ello, aunque somos conscientes de las dificultades existentes, nos hemos comprometido a explorar otras vías de aumento de personal, buscando la estabilidad laboral para las personas contratadas, con el último fin de garantizar que dicho servicio puede atender todas las solicitudes y familias que lo necesitan.

4.  DESARROLLO DEL PLAN DE IGUALDAD 

Del mismo modo, Partido Socialista y Compromís se han comprometido a invertir la totalidad del presupuesto de igualdad para desarrollar sin dilación el plan que aprobamos por unanimidad el año pasado y realizar un exhaustivo control para que éste sea llevado a la práctica.

5.  DESARROLLO DEL PLAN DE ACCESIBILIDAD 

El último acuerdo trata sobre la accesibilidad de nuestros espacios públicos. Las carencias son evidentes e incumplen la legislación. El año pasado aprobamos la ordenanza municipal de accesibilidad universal que es el primer paso para garantizar los derechos de las personas con diversidad funcional. Pero sin una partida dedicada a invertir en obras de adecuación de las calles y edificios municipales, no será posible materializar esa accesibilidad universal. Por ello, el acuerdo con el Gobierno ha sido el de dedicar una partida de como mínimo cien mil euros a la mejora de la accesibilidad de la ciudad de elda y el compromiso de que este presupuesto sea ejecutado en su totalidad.

Pero a pesar del acuerdo y de que estos presupuestos aumenten la inversión y refuercen las políticas sociales, Elda sigue teniendo muchos problemas que seguirán a la espera de solución.

Elda tiene cada vez menos habitantes, la precariedad y la falta de oportunidades es una realidad que ha ido en aumento desde que la crisis llegó para quedarse. Las políticas austericidas y la economía sumergida, han significado una disminución del poder adquisitivo de la mayoría de la ciudadanía, y en consecuencia, una reducción de la calidad de vida. La cifra de paro asciende a más del 26% y la tasa de pobreza se mantiene en cotas históricas. La privación material severa sigue castigando a un importante porcentaje de la población. Es decir, una cantidad importante de la población no puede acceder a las necesidades de consumo básico por falta de recursos, a pesar de los convenios con ONGs y entidades humanitarias. Y en estas carencias podemos incluir la pobreza energética, que no es más que pobreza al fin y al cabo. Pese a que Servicios Sociales gestiona prestaciones que llegan incluso al pago de recibos de luz, esto no es suficiente

La vivienda sigue siendo la asignatura pendiente en nuestra ciudad. En primer lugar, no se están impulsando medidas efectivas de acceso a la vivienda desde el Ayuntamiento de Elda. En segundo lugar, necesitamos un plan integral de vivienda que vaya más allá de las prestaciones, ayudas y paliativos temporales. Debemos abandonar el debate fútil sobre el reparto de competencias y acometer las soluciones que permitan revertir la situación de emergencia habitacional. La ocupación en Elda es un problema cada día mayor porque la realidad de una parte importante de la población es que no puede acceder a una vivienda por medio de compra o alquiler, ya sea en el mercado privado o en régimen de vivienda social. No sólo de los sectores que tradicionalmente han estado excluidos o en riesgo de exclusión, si no también de estratos de la sociedad que han llegado a esta situación debido a la crisis.

En cuanto al funcionamiento del Ayuntamiento, durante este año se han dado algunos pasos para mejorarlo. La aprobación de la Relación de Puestos de Trabajo, sin duda va a ser una mejora sustancial de las condiciones de los trabajadores y trabajadoras del Consistorio. Pero la administración local sigue sin tener los medios suficientes para llevar correctamente la gestión de una ciudad de las características de Elda ni mucho menos de implementar las mejoras y proyectos necesarios para solucionar muchos de los problemas de la gente. Este año amortizaremos toda la deuda restante con los bancos y, sin embargo, la deuda nunca fue un problema en este ayuntamiento. Por contra, los planes de ajuste, las leyes de austeridad, los recortes y las privatizaciones, gracias a los cuales se ha pagado la deuda, sí han resultado un verdadero problema para este ayuntamiento, que ha visto mermada su plantilla, sus servicios, sus competencias y su capacidad de atender las necesidades de nuestro pueblo. Como hemos dicho muchas veces, estas políticas no responden a una voluntad de hacer más eficientes las cuentas públicas, sino a la de poner los intereses de particulares, banqueros y empresarios, por encima de las vidas y los derechos de la mayoría de la población. Revertir todos los efectos negativos que han generado esta serie de medidas nos va a costar mucho más que pagar la deuda. Tanto en tiempo como en dinero.

Por esto es necesario aunar fuerzas en el Congreso de los Diputados, como hemos hecho aquí con estos presupuestos, para derogar toda la legislación que está estrangulando a los municipios. Del mismo modo, es necesario comenzar desde ya la restauración de los servicios públicos, dando pasos que nos permitan volver a crear empleo público, mejorar los servicios esenciales y recuperar las privatizaciones. Sólo de esta manera conseguiremos que el interés de la mayoría vuelva a predominar sobre el interés particular, en pos de conseguir una igualdad de oportunidades real entre todas las personas.

En definitiva y para terminar, hay que decir que tenemos todavía mucho por hacer y que estos presupuestos no son la solución definitiva a los problemas de la gente de Elda. Pero sí son una primera piedra para construir los cimientos de esas soluciones. El avanzar en la construcción o paralizar la obra dependerá de la voluntad política de las fuerzas que estamos representadas en este pleno. Sí Se Puede Elda, desde luego, hará todo lo posible para que las soluciones lleguen a los ciudadanos y ciudadanas de Elda. Muchas gracias.

Deja un comentario