Uno de los principales compromisos que adquirió el Ayuntamiento de Rafelbunyol cuando

empezó a elaborar el Plan de Actuación de gestión de esta crisis que estamos sufriendo a

nivel mundial, fue la de reforzar la atención, seguimiento y protección de las mujeres

víctimas de género y machista y la de sus hijas e hijos. En ese momento, la Concejalía de

igualdad del municipio impulsó una estrategia de actuación con el objetivo final de “Ofrecer

apoyo y protección a las mujeres víctimas de violencia de género, sus hijas e hijos

residentes en nuestro municipio” en palabras de la concejala de igualdad de Rafelbunyol, la

socialista, Alicia Piquer.

Dentro de esta estrategia se han ido realizando diferentes acciones en los que se ha

colaborado con el departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento y la Policía Local

de Rafelbunyol, “una colaboración fundamental para tratar de proteger a estas mujeres

anticipándonos a posibles casos de violencia de género y machista que pudiesen surgir en la población” en palabras de Piquer.

La principal medida fue la realización de llamadas a todas ellas, para conocer su situación e informarlas de la utilización de un mensaje clave para transmitir en los establecimientos comerciales, aquellos que permanecen abiertos durante esta etapa de confinamiento, y las farmacias, acordando con todos ellos un protocolo de actuación, en el caso de que una mujer acuda a su establecimiento y solicite ayuda.

Se trata de una medida para trasladarle a las víctimas que pueden solicitar ayuda cuando salgan a la calle y que no levanten la sospecha de que están yendo a denunciar al acosador, “Para poder conseguirlo necesitamos de la máxima confidencialidad por parte de todos los comercios que se han adherido a esta iniciativa, a los que hay que agradecer su implicación inmediata” señala Piquer.

Además, desde los diferentes canales de comunicación del Ayuntamiento se impulsó al principio del Estado de Alarma la campaña “telefona tu per ella” para involucrar a toda la población en que pueden ser parte activa en la protección de las mujeres víctimas alertando  ante los posibles casos de maltrato y/o violencia. Esta acción se realizó inicialmente en las redes sociales y desde la semana pasada también en comercios y farmacias.

Hemos usado todos los canales para difundir los teléfonos de atención y denuncia (el 016, el 112 y el 900 580 888), hemos querido insistir en que “todas las personas podemos llamar a estos teléfonos para ayudar a una mujer víctima de violencia de género y machista o a sus hijos e hijas. Una llamada a tiempo puede salvar una vida” recalca la responsable del área de igualdad de Rafelbunyol.

Deja un comentario