«MASSAMAGRELL se une en favor del mantenimiento de su “Juzgado de Violencia Sobre La Mujer”».

En el pleno ordinario del 25N, la moción presentada por la confluencia de Podemos y Eupv en Massamagrell fue aprobada por la mayoría de los grupos municipales del Ayuntamiento. En la misma se solicitaba una declaración institucional en favor del mantenimiento de este Juzgado en su partido judicial.

Los órganos judiciales que integran el “Partido Judicial de Massamagrell” en forma de “Juzgados de Primera Instancia e Instrucción”, son en la actualidad cuatro y, dentro de ellos, es el Juzgado Nº 3 quien tiene atribuidas las competencias en lo que a “Violencia sobre la Mujer” se refiere.

Sin embargo desde hace ya varios años y en las “Memorias del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana”, se viene solicitando por parte del Decanato de los Juzgados, la “COMARCALIZACIÓN de la violencia de género para que las atribuciones de la misma se deriven a los de Valencia para que el Juzgado Nº3 pierda la exención en el reparto civil que tiene atribuida actualmente y así reducir la sobrecarga de trabajo que en esta materia recae sobre el resto de Juzgados”.

En la exposición y defensa de la moción realizada por Carmen Gurillo (portavoz de Unides Podem), expreso su apoyo a las peticiones de los Juzgados de Massamagrell para que las mismas se atiendan y materialicen a la mayor brevedad. Es el caso de las  demandas de refuerzo de personal y de nuevo mobiliario para las salas de vistas, así como también la instalación del “Sistema de Grabación Arconte”  (del que actualmente sólo se encuentra dotado el Juzgado Nº4) y con el que se conseguiría evitar la repetición de vistas o juicios que puedan incidir o agravar la sobrecarga de trabajo en los Juzgados.

Sin embargo desde Unides Podem-Eupv Massamagrell también apuntan que “no se puede justificar esta comarcalización por la necesidad de redistribuir la carga de trabajo de las oficinas judiciales. Si los juzgados tienen una excesiva carga de trabajo, la solución no puede ir en detrimento de las víctimas”.

Esta moción presentada en una fecha tan cargada de contenido como es la del 25N, vuelve a poner de manifiesto las fatales consecuencias derivadas de la violencia machista, una de las violaciones de derechos humanos más sistemática y generalizada y cuyos datos demuestran que debe ser considerada una prioridad de Estado por todos los agentes sociales, políticos, comunitarios y también “judiciales” que deben comprometerse a luchar por erradicarla.

Con esta moción de Unides Podem aprobada por el pleno, Massamagrell construye un frente común ante la “comarcalización” solicitada que implicaría derivar a las víctimas a los Juzgados de Valencia, lo que supondría “un evidente alejamiento de la víctima respecto de la justicia más cercana que debe ampararla y protegerla”. Un hecho fundamental, si se tiene en cuenta que muchas de ellas, incluso con todos los mecanismos legales a su alcance, retiran las denuncias por el miedo y el terror al que día tras día se ven sometidas.

Si finalmente pese a esta iniciativa aprobada por el Pleno del Ayuntamiento de Massamagrell, se llevase a efecto equivaldría a tratar a las mujeres del Partido Judicial Massamagrell, como meros números y no como víctimas en las memorias anuales del TSJCV.

Deja un comentario