LAMENTAN LA FALTA DE TRANSPARENCIA Y RENDICIÓN DE CUENTAS DE LAS CUENTAS PÚBLICAS MUNICIPALES A PESAR DEL CAMBIO DE SIGNO POLÍTICO DEL GOBIERNO EN LAS ÚLTIMAS ELECCIONES

La asociación de vecinos “San Miguel Arcángel” de San Miguel de Salinas, ante la desestimación a las alegaciones presentadas a los presupuestos de 2019 elaborados por el anterior gobierno del Partido Popular y Ciudadanos, presentó recurso de reposición porque la fundamentación jurídica de la denegación de las alegaciones estaba basada en una normativa derogada, como así se hizo constar en el texto del recurso.
Cuatro meses después y ante la falta de respuesta municipal, interpuso una queja ante la sindicatura de agravios, en octubre de 2019, ya en el ejercicio del nuevo gobierno, ahora del PSOE e IU. Transcurridos 16 meses y 9 requerimientos infructuosos del Síndico de Agravios, el recurso sigue sin ser respondido.
La actuación descrita de la Administración puede “no ser respetuosa con los derechos de la persona afectada” -dice el Síndico en el escrito de conclusiones- y advierte que “la falta de colaboración con la institución por él representada se encuentra tipificada como delito en el Código Penal”.
Por otra parte, argumenta que la administración “tiene la obligación de dar una respuesta expresa y motivada” a todas las cuestiones planteadas en la queja, transcurra el tiempo que transcurra, y que el silencio administrativo negativo sólo tiene efectos a la hora de posibilitar la interposición de un recurso jurisdiccional, al cual se “está facultado; pero no obligado”.
El silencio administrativo concluye “es una práctica que genera en los ciudadanos una auténtica inseguridad jurídica e indefensión material” que en consecuencia “obliga a los ciudadanos a acudir a la vía jurisdiccional para la resolución de sus conflictos, convirtiendo, por ello, en inoperante, la vía administrativa”.
El relato de hechos, como el que aquí se menciona, evidencia que, a pesar de haber cambiado el signo político del gobierno municipal, la transparencia, la participación ciudadana y la dación de cuentas se encuentran ausentes de la política municipal de San Miguel de Salinas. Parafraseando la famosa frase de G. de Lampedusa en Gatopardo
“que todo cambie para que todo siga igual”

Deja un comentario