Los reclamados informes del Escudo ven la luz “parcialmente”

La Plataforma para la Defensa de los Valles Pasiegos ha indicado que finalmente han conseguido ver los informes emitidos por la Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático del Gobierno de Cantabria, pero estos no han sido facilitados por el gobierno autonómico tal y como lo solicitaron más de 15 colectivos hace más de un mes, habiendo sido el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico quien facilitara estos documentos, dejando patente la falta de transparencia del Gobierno de Cantabria.

Según señala la plataforma pasiega, se ve un claro cambio de opinión desde el primer informe al tercero, sin que exista documentación pública que explique este cambio de orientación.

Inicialmente la Dirección dependiente de la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente indicaba que el EsIA es pobre en contenido y “El EsIA presentado no cumple con los requisitos mínimos establecidos en las Directrices Técnicas y Ambientales del PSEC en cuanto a la definición de alternativas técnica, económica y ambientalmente viables, considerando este Servicio necesario que la documentación presentada por el promotor de los proyectos sea subsanada, incorporando la información necesaria para dar respuesta a las exigencias que en dicho sentido son recogidas por el PSEC y a Ley 21/2013.”

Este organismo igualmente indica en su informe que los estudio de avifauna protegida, estudio de riesgos de colisión para aves y estudio de uso del hábitat por quirópteros “fueron redactados en 2011, por lo que se considera necesaria su actualización con las mejores técnicas disponibles, ya que tanto la realidad del medio en lo referente a avifauna y quirópteros como las metodologías y herramientas utilizadas en los estudios del medio pueden ser distintas a las
de hace 9 años.” a lo cual el promotor del proyecto indicaba que está redactando unos nuevos anexos, que supuestamente iban a ser incorporados al expediente en diciembre de 2019, pero que a juicio de la Dirección de Medio Ambiente esto “supone la realización de la fase de Información Pública con una documentación no actualizada, lo que puede invalidar dicho trámite, o en todo caso hacer necesaria una segunda Información Pública con la
incorporación de los últimos estudios realizados, de forma que permita tanto a las distintas administraciones implicadas como al público en general disponer de la documentación actualizada.”

En relación a las importantes turberas del Escudo se indica que las infraestructuras asociadas al parque (pistas y línea subterránea de 30 KV) así como los propios aerogeneradores pueden generar una afección a las formaciones turbosas presentes en la zona, tal y como se señala en el EsIA, por modificación en la red de drenaje superficial y el riesgo de contaminación, sin que se articulen medidas o modificaciones de estas estructuras que permitan garantizar la
pervivencia en buen estado de conservación de estos hábitats de elevado valor ecológico y alta fragilidad, algo que posteriormente queda relegado a un seguimiento puntual.

Como ya reclamaba la Plataforma de los Valles Pasiegos, no se sometió de nuevo el proyecto a información pública, ni a consultas, incumpliendo, entre otros, el artículo 40.5 de la Ley 21/2013 de 9 de diciembre, de Evaluación Ambiental, así como las Directrices Técnicas y Ambientales del Plan de Sostenibilidad Energética en Cantabria 2014-2020 (PSEC).

Este colectivo ya indicaba que las alternativas presentadas en junio de 2020 lo fueron, según su juicio, en fraude de ley, ya que estaban destinadas a mantener la inicialmente elegida por la promotora, como así ha sido, desvirtuando todo el procedimiento de impacto ambiental, algo que la secuencia de informes confirma, dejando en clara indefensión a la población local.

Comerciales al servicio del oligopolio eléctrico

Según informa la Plataforma Sur de Cantabria y Montaña Palentina, este 8 de julio el Director General de Biodiversidad, medio ambiente y cambio climático Antonio Javier Lucio Calero y el Director General de Industria, Energía y Minas Manuel Daniel Alvear Portilla, estarán en la Población de Yuso en una reunión informativa con alcaldes y presidentes de juntas vecinales “para explicar el papel del Gobierno en la autorización y tramitación administrativa de los
parques eólicos.”

Esta plataforma lo valora como una parada más en el “tour” que les está llevando en las últimas semanas a la Cantabria interior, esa para la que no hay planes de desarrollo sólido ni políticas encaminadas a recuperar empleo y fijar población que no sea el cortoplacismo y la destrucción medioambiental de la explotación eólica de los montes. Recuerdan que hace tan sólo tres semanas ya estuvieron en Soba, en la asamblea general de la Asociación de Empresas Eólicas de Cantabria, invitados por ésta a un monólogo y posterior ágape.

Se espera de la Administración Pública que esté al servicio de la ciudadanía, de los intereses generales y, más aún en este caso, de la conservación de medio ambiente, no de los intereses particulares y lucrativos de las empresas que están proyectando macro-instalaciones energéticas cuyos beneficios irán a los bolsillos de los de siempre.

Desde este colectivo del sur de Cantabria entienden que en estas reuniones con alcaldes y presidentes se pretende allanar el camino de impedimentos y reticencias con un discurso que no es nuevo y que ya se ha visto en otros territorios: rentas para los propietarios y puestos de trabajo. Y los precedentes enseñan que ni una cosa, ni la otra, pues lo que dejan son migajas del enorme beneficio que se llevan, destrucción de empleo local y pérdida de valor patrimonial así como graves afecciones al medio natural y a la biodiversidad.

Señalan que el papel de los ayuntamientos ha de ser velar por el bienestar de sus vecinos y vecinas y proteger su patrimonio natural, que es el medio de vida presente y futuro en los pueblos de montaña. Plantearse la posibilidad de instalar aerogeneradores por el simple hecho de obtener un ingreso económico, no puede compensar las afecciones medioambientales y socioeconómicas.

Deja un comentario