La coalición reclama al Tribunal de Cuentas que amplíe a 446.175 euros la cantidad a devolver a las arcas públicas por parte de los populares, que llegaron a destinar alguna anualidad el 99% de la subvención pública para el trabajo institucional para el mantenimiento de su partido.

Fullana: “No nos contentamos en que se nos haya dado la razón después de todo este tiempo sobre la financiación irregular del Partido Popular, el objetivo es que se recupere el máximo posible del dinero desviado de forma irregular de la diputación a las cuentas del PP”. 

6 de septiembre de 2021

Compromís en la Diputación de Alicante ha elevado al Tribunal de Cuentas la auditoría encargada a dedo por el presidente de la institución, Carlos Mazón, y que confirma la disposición ilegal de, al menos, 45.339 euros desde la institución provincial a las cuentas del Partido Popular de Alicante. En su escrito, los valencianistas reclaman que los gastos no justificados observados en la auditoría del periodo 2015-2018 se amplíen hasta los 446.175 euros. De hecho, la auditoria apunta claramente a más ingresos sobre sospecha, incluso afirmando que se pagaban las líneas de teléfono personales de miembros del PP con estos ingresos. El informe contable pone en cuarentena estas cantidades, pero no reclama su devolución.

La coalición da así un paso más en su lucha porque el PP no sea el único partido en la institución al que no se le fiscaliza el uso del dinero público que hace su grupo político y que se revierta a las arcas públicas aquellas cantidades que no han sido gastadas conforme a ley. Los valencianistas ya denunciaron ante el TCu, que Mazón encargó una auditoría sin competencias para ello y evitar así acreditar como el resto de partidos con representación en la Diputación el uso de la subvención pública.  

Esta auditoria analiza unos ingresos que estrictamente eran para cuestiones vinculadas al funcionamiento del Grupo Popular en la institución, pero que tras años de filibusterismo judicial se ha conseguido demostrar que el PP multiplicó en la Navidad de 2015 por cuatro su subvención para llegar a financiar hasta el 99,60% de sus gastos de partido. De momento la auditoria, encargada de forma forzada y a dedo por el presidente de la institución, Carlos Mazón, confirma la disposición irregular de 45.339 euros desde la institución provincial a las cuentas del Partido Popular de Alicante. En su escrito, los valencianistas denuncian que Mazón, hasta poco presidente del PP alicantino, habría contratado esta auditoría para minimizar la cantidad de dinero a devolver.

El Partido Popular multiplicó por cuatro, con el apoyo del PSPV, las líneas de subvenciones a los grupos de la diputación en las navidades de 2015 ante la pérdida de ingresos tras la crisis electoral de su partido ese año. En total aprobó un gasto para este propósito durante la legislatura de dos millones de euros. Ahora se ha comprobado que este movimiento estaba desvinculado del funcionamiento del grupo en la institución y en realidad se trataba de una maniobra para financiar el partido de forma irregular. El debate se sitúa ahora sobre las cantidades de ingreso fraudulento. Carlos Mazón se aferra al resultado de la auditoria que ha contratado a dedo con un coste de 15.000 euros para la institución, Compromís pide para el PP el mismo trato que para cualquier asociación o municipio que incumple las bases de una subvención: la devolución del dinero.

“No nos contentamos en que se nos haya dado la razón después de todo este tiempo sobre la financiación irregular del Partido Popular, el objetivo es que se recupere el máximo posible del dinero desviado de forma irregular de la diputación a las cuentas del PP”, ha señalado el portavoz de Compromís en la institución, Gerard Fullana, quien también ha denunciado las presiones a las que se ha sometido al abogado y trabajador de Compromís que lleva el caso. 

Anticorrupción

Asimismo, se ha facilitado a la Fiscalía Anticorrupción la misma auditoría, que incluso siendo ilegal a los ojos de Compromís, viene a confirmar que el vicepresidente de la institución y alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón, habría incurrido en falsedad documental para justificar el ingreso de los 446.175 euros en las cuentas de su partido, delito por el que la coalición denunció Dolón.

La coalición valencianista amplía así también su denuncia inicial ante la fiscalía, en la cual se requería al ministerio público que investigara si Dolón hubiera firmado una serie de certificados cuyo contenido no se ajusta a la realidad para así evitar la fiscalización de las transferencias irregulares al partido, entre 2015 y 2018, de 446.000 euros de dinero público. El portavoz del PP en la Diputación firmó cinco certificados donde afirmaba cumplir las bases de la subvención sin aportar factura alguna evitando así la fiscalización de la Intervención. Posteriormente y durante cinco años, evitó traer los dictámenes de fiscalización de los ingresos al pleno como era preceptivo con la clara intención de evitar actos firmes recurribles. Todo ello obligó al grupo Compromís a una compleja causa jurídica que acabó el Tribunal de Cuentas y la fiscalía, y que finalmente consiguió que los informes de los ingresos de 2015 a 2018 hayan visto la luz este año 2021 y que hayan tenido que ser auditados este verano. 

Compromís eleva al TCu l’auditoria encarregada per Mazón que confirmaria la falsedat documental en els comptes del PP d’Alacant entre 2015 i 2018

La coalició reclama al Tribunal de Comptes que amplie a 446.175 euros la quantitat a retornar a les arques públiques per part dels populars, que van arribar a destinar alguna anualitat el 99,6% de la subvenció pública per al treball institucional per al manteniment del seu partit.

Fullana: “No ens acontentem en què se’ns haja donat la raó després de tot aquest temps sobre el finançament irregular del Partit Popular, l’objectiu és que es recupere el màxim possible dels diners desviats de manera irregular de la diputació als comptes del PP”. 

6 de setembre de 2021

Compromís en la Diputació d’Alacant ha elevat al Tribunal de Comptes l’auditoria encarregada a dit pel president de la institució, Carlos Mazón, i que confirma la disposició irregular d’almenys 45.339 euros des de la institució provincial als comptes del Partit Popular d’Alacant. En el seu escrit, els valencianistes reclamen que les despeses no justificades observades en l’auditoria del període 2015-2018 s’amplien fins als 446.175 euros. De fet, l’auditoria apunta clarament a més ingressos sobre sospita, fins i tot afirmant que es pagaven les línies de telèfon personals de membres del PP amb aquests ingressos. L’informe comptable posa en quarantena aquestes quantitats, però no reclama la seua devolució.

La coalició fa així un pas més en la seua lluita perquè el PP no siga l’únic partit en la institució al qual no se li fiscalitza l’ús dels diners públics que fa el seu grup polític i que es revertisca a les arques públiques aquelles quantitats que no han sigut gastades conforme a llei. Els valencianistes ja van denunciar davant el TCu, que Mazón va encarregar una auditoria sense competències per a això i evitar així acreditar l’ús de la subvenció pública com la resta de partits  amb representació en la Diputació.   

Aquesta auditoria analitza uns ingressos que estrictament eren per a qüestions vinculades al funcionament del Grup Popular en la institució, però que després d’anys de filibusterisme judicial s’ha aconseguit demostrar que el PP va multiplicar en el Nadal de 2015  per quatre la seua subvenció per a arribar a finançar fins al 99,60% de les seues despeses de partit. De moment l’auditoria, encarregada de forma forçada i a dit pel president de la institució, Carlos Mazón, confirma la disposició irregular de 45.339 euros des de la institució provincial als comptes del Partit Popular d’Alacant. En el seu escrit, els valencianistes denuncien que Mazón, fins a poc president del PP alacantí, hauria contractat aquesta auditoria per a minimitzar la quantitat de diners a retornar.

El Partit Popular va multiplicar per quatre, amb el suport del PSPV, les línies de subvencions als grups de la diputació en el Nadal de 2015 davant la pèrdua d’ingressos després de la crisi electoral del seu partit aqueix any. En total va aprovar una despesa per a aquest propòsit durant la legislatura de dos milions d’euros. Ara s’ha comprovat que aquest moviment estava desvinculat del funcionament del grup en la institució i en realitat es tractava d’una maniobra per a finançar el partit de manera irregular. El debat se situa ara sobre les quantitats d’ingrés fraudulent. Carlos Mazón s’aferra al resultat de l’auditoria que ha contractat a dit amb un cost de 15.000 euros per a la institució, Compromís demana per al PP el mateix tracte que per a qualsevol associació o municipi que incomple les bases d’una subvenció: la devolució dels diners.

“No ens acontentem en què se’ns haja donat la raó després de tot aquest temps sobre el finançament irregular del Partit Popular, l’objectiu és que es recupere el màxim possible dels diners desviats de manera irregular de la diputació als comptes del PP”, ha assenyalat el portaveu de Compromís en la institució, Gerard Fullana, qui també ha denunciat les pressions a les quals s’ha sotmès a l’advocat i treballador de Compromís que porta el cas. 

Anticorrupció

Així mateix, s’ha facilitat a la Fiscalia Anticorrupció la mateixa  auditoria, que fins i tot sent il·legal als ulls de Compromís, ve a confirmar que el vicepresident de la institució i alcalde de Torrevella, Eduardo Dolón, hauria incorregut en falsedat documental per a justificar l’ingrés dels 446.175 euros en els comptes del seu partit, delicte pel qual la coalició va denunciar Dolón.

La coalició valencianista amplia així també la seua denúncia inicial davant la fiscalia, en la qual es requeria al ministeri públic que investigara si Dolón hauria signat una sèrie de certificats que el seu contingut no s’ajusta a la realitat per a així evitar la fiscalització de les transferències irregulars al partit, entre 2015 i 2018, de 446.000 euros de diners públics. El portaveu del PP en la Diputació va signar cinc certificats on afirmava complir les bases de la subvenció sense aportar cap factura evitant així la fiscalització de la Intervenció. Posteriorment i durant cinc anys, va evitar portar els dictàmens de fiscalització dels ingressos al ple com era preceptiu amb la clara intenció d’evitar actes ferms recurribles. Tot això va obligar al grup Compromís a una complexa causa jurídica que va acabar el Tribunal de Comptes i la fiscalia, i que finalment va aconseguir que els informes dels ingressos de 2015 a 2018 hagen vist la llum aquest any 2021 i que hagen hagut de ser auditats aquest estiu. 

1 COMENTARIO

  1. La corrupción que tapáis os convierte en cómplices necesarios para cometer asesinatos

    Soy víctima, denunciante de corrupción y bajo represalias criminales todavía a día de hoy mientras continúan silenciando y prolongando delitos provocados intencionadamente para pretender acabar con mi vida y terminar de silenciarlo (Comunidad valenciana)

    «14 de octubre de 2020 ·
    El Sindic de greuges ya ha verificado intencionalidad en «servicios sociales»
    Para tapar delitos cometen más delitos.
    Aquí se pasan por el forro esas leyes, «médicos» primero y «servicios sociales» después, y no es sólo que «no hayan cumplido los plazos», es que sólo han hecho, y por aparentar, después de que el Sindic les enviase notificaciones. Las fechas hablan

    EXTRACTO DEL INFORME

    «El artículo 20 (Responsabilidad de la tramitación) de esta Ley establece que,
    1. Los titulares de las unidades administrativas y el personal al servicio de las Administraciones Públicas que tuviesen a su cargo la resolución o el despacho de los asuntos, serán responsables directos de su tramitación y adoptarán las medidas oportunas para remover los obstáculos que impidan, dificulten o retrasen el ejercicio pleno de los derechos de los interesados o el respeto a sus intereses legítimos, disponiendo lo necesario para evitar y eliminar toda anormalidad en la tramitación de procedimientos.»
    «el Tribunal Constitucional tiene dicho, desde antiguo, en su Sentencia núm. 71, de fecha 26 de marzo de 2001, que:
    es evidente, como hemos declarado en reiteradas ocasiones (por todas, SSTC 6/1986, de 21 de enero, FF. 3; 204/1987, de 21 de diciembre, F. 4; 180/1991, de 23 de septiembre, F. 1; y 86/1998, de 21 de abril, FF. 5 y 6), que la Administración no puede verse beneficiada por el incumplimiento de su obligación de resolver expresamente en plazo solicitudes y recursos de los ciudadanos, deber éste que entronca con la cláusula del Estado de Derecho (art. 1.1 CE), así como con los valores que proclaman los arts. 24.1, 103.1 y 106.1 CE.»
    «Como ha señalado recientemente el Tribunal Supremo (Sentencia de 28 de mayo de 2020; ROJ STS 1421/2020):
    La primera práctica, no por extendida menos aberrante, es la de que el silencio administrativo sería como una opción administrativa legítima, que podría contestar o no según le plazca o le convenga. Ninguna reforma legal de las que se han producido desde la LPA de 1958 hasta nuestros días han dejado de regular la patología, esto es, el silencio negativo, a veces con cierta complacencia en las consecuencias de la infracción de estos deberes esenciales de la Administración.
    (…)
    Como muchas veces ha reiterado este Tribunal Supremo, el deber jurídico de resolver las solicitudes, reclamaciones o recursos no es una invitación de la ley a la cortesía de los órganos administrativos, sino un estricto y riguroso deber legal que obliga a todos los poderes públicos, por exigencia constitucional (arts. 9.1; 9.3; 103.1 y 106 CE), cuya inobservancia arrastra también el quebrantamiento del principio de buena administración, que no sólo juega en el terreno de los actos discrecionales ni en el de la transparencia, sino que, como presupuesto basal, exige que la Administración cumpla sus deberes y mandatos legales estrictos y no se ampare en su infracción -como aquí ha sucedido- para causar un innecesario perjuicio al interesado.»

    ICAV

    «La junta de Gobierno, a la vista de las manifestaciones del Sr. Amor, acuerda modificar la designación para interponer querella y mantener la designación de la letrada xxxxxx dado que se encuentra de alta en el turno penal

    Valencia, a 24 de Marzo de 2020»

    Todos calladitos mientras siguen adelante

Deja un comentario