El Consejo Ciudadano Valenciano de Podem, reunido ayer en València, quiere hacer pública su repulsa ante el indignante episodio de represión policial acaecido hace dos días en Murcia.

No es admisible que ante una protesta vecinal pacífica, los cuerpos y fuerzas de seguridad hayan empleado la fuerza de ese modo, y acometido varias cargas contra personas de todas las edades allí concentradas. Una veintena de manifestantes resultaron heridas, y algunas tuvieron que ser trasladadas en ambulancia hasta un centro de salud para ser atendidas.

Es intolerable este uso de la violencia y la agresión a vecinos y vecinas de Murcia que llevan treinta años reclamando lo que consideran justo para sus barrios y para el municipio: el cumplimiento de las promesas de un trazado de ferrocarril soterrado, y el fin de la construcción de un muro de 9 km que dividirá la ciudad. La gente ha de poder incidir en las decisiones políticas y en lo que quiere para su ciudad sin ser apaleada por ello.

Episodios como éste, que se suceden periódicamente en movilizaciones ciudadanas en diferentes territorios, dan la medida de la calidad de la democracia que tenemos y de la deriva represora de los gobiernos del PP; y dejan claro, una vez más, que en nuestro país las libertades y los derechos humanos se vulneran sistemáticamente por parte de unos gobernantes que se llenan la boca hablando de la defensa del Estado de derecho y la Constitución.

Desde Podem, manifestamos nuestra solidaridad con los vecinos y vecinas afectadas, con la Plataforma pro Soterramiento, y nos sumamos a las peticiones de una explicación y rectificación pública al gobierno central y municipal. Hechos de este tipo nos convencen y fortalecen aún más en nuestro compromiso en defensa de una democracia real, de los derechos y las libertades de la ciudadanía, y en nuestro propósito de contribuir a la construcción de alternativas políticas a gobiernos que se fundamentan en la corrupción y en la represión, y que defienden los intereses de los poderosos.

Deja un comentario