Las PAHs de las comarcas del sur de País Valencià hemos mantenido una lucha de años con Banco Sabadell, que recordemos se adjudicó la CAM por 1 €, cuyo amplísimo mercado hipotecario en nuestra provincia fue construido estafando a miles de familias a base de cláusulas abusivas, engaños, coacciones y otra serie de tejemanejes. Por todo esto hacíamos y hacemos responsable a Banco Sabadell, y les exigimos buscar una solución.

Conseguimos, tras varios años de lucha y denuncia pública de las tretas de esta entidad, abrir una línea de negociación para resolver el drama a que estaban sometidas miles de familias. Se empezaron a realizar reuniones periódicas con un interlocutor que dispuso el banco y un grupo de representantes de las plataformas de la zona.

Comenzaron a llegar soluciones, forzadas por la legitimidad que nos daba la gran cantidad de afectados con su caso atascado, por la acumulación de viviendas vacías de esta entidad, y la inyección de dinero recibida por el Estado para tapar su estafa, y por la organización y unidad del colectivo de afectados.

Cada solución es un respiro para una familia, es el fin de una pesadilla, es un poco de luz al final de un túnel, ante una situación sobrevenida, de la que los máximos responsables son las propias entidades bancarias y el poder político que consintió y aún consiente sus prácticas. Esta situación de solución a través de la negociación ha continuado así, nunca sin esfuerzo, durante un tiempo.

Pero desde hace algo más de un año, Banco Sabadell ha mantenido una estrategia de endurecimiento en las negociaciones, para finalmente llegar a una situación de nula negociación, con el añadido en este tiempo de una medida infame y tan injusta como un ‘anexo’ de condiciones ilegales para los alquileres sociales.

Un ‘anexo’ sin cuya firma una familia no puede optar al necesario alquiler social que le garantice el acceso a una vivienda digna; un ‘anexo’ impuesto a través de una empresa ‘pantalla’, Sogeviso, que intenta sustituir en contra de la legalidad y nuestras instituciones la función de servicios sociales, recibiendo además subvenciones y ayudas públicas. De nuevo, consentimos que se inyecte dinero público al banco; de nuevo, sus desmanes los paga la ciudadanía sin que asuman la responsabilidad social que les corresponde. Además, aceptamos que una entidad privada cuyo objetivo son los beneficios ejerza un control social de algo tan básico para nuestras vidas como la vivienda.

Por este motivo nos movilizamos hoy, y continuaremos haciéndolo, para exigir de Banco Sabadell:

-SUSTITUCIÓN DEL ACTUAL RESPONSABLE DE INTERLOCUCIÓN DE BANCO SABADELL. Para que no siga manipulando la situación y cese la situación de bloqueo.

-ELIMINACIÓN DEL CITADO ANEXO, por saltarse la Ley de Arrendamiento Urbano, la Ley de Vivienda, la función de los Servicios Sociales del Estado, La Constitución Española, La Declaración de los Derechos Humanos, por mencionar algunos.

-NEGOCIACIÓN EN CONJUNTO CON LAS PLATAFORMAS DE LA ZONA, donde se expongan TODOS los casos de afectados EN IGUALDAD DE CONDICIONES.

Deja un comentario