La propuesta fue rechazada por Compromís, EU, PSOE y Ciudadanos

Tradicionalmente, el día 9 de Octubre en Riba-roja, y en muchos pueblos de la Comunidad Valenciana, se ha celebrado con la bajada de la Senyera desde el balcón municipal y posterior paseo por el pueblo de la misma llevada por los concejales y Alcalde de la Corporación.

En este año, el grupo político de Riba-roja Puede -partido local de Podemos en el Ayuntamiento- había propuesto que la enseña de Valencia fuera llevada no sólo por los miembros del Consistorio, sino que los vecinos y vecinas, que así lo solicitaran, también pudieran llevarla.

La propuesta consistía en realizar un sorteo entre los vecinos que se apuntaran en esta semana previa a la celebración del 9 d’Octubre, para que no fuesen sólo portadores los concejales.

Desde este grupo político pensamos que se concede demasiado protagonismo a los representantes electos del municipio en este acto, dejando sin presencia alguna a cualquier otro representante de la sociedad o a los vecinos y vecinas del municipio.

La propuesta no fue ni siquiera votada por el Pleno al ser rechazado su debate porque los grupos políticos de Compromís, EU, PSOE y Ciudadanos consideraron que la Moción no era urgente y por lo tanto no debían ni siquiera debatirla.

Incomprensiblemente, y sin razón alguna que lo justificase, estos partidos votaron en contra de debatir la moción y por tanto el tema queda retrasada para el próximo Pleno, cuando ya no podrá ser aplicada en la festividad del 9 de Octubre de 2017.

Deja un comentario