El Grupo Municipal Popular reprocha al Gobierno del Batà el estado de abandono en que se encuentran los Pipi-cans y las zonas de esparcimiento canina de Paterna.

Los dueños de las mascotas de las distintas zonas de esparcimiento canina de Paterna, y en especial, los del barrio de Lloma Llarga le han manifestado al Grupo Municipal Popular su malestar por el mal estado de conservación de las mismas.

Conviene reseñar que una de las zonas de esparcimiento canina del barrio de Lloma Llarga carece de puerta, por lo que los vecinos nos han expresado que, en ocasiones han de colocar un contenedor como barrera para que los canes no se salgan de la instalación. Asimismo, en varios pipi-cans y zonas de esparcimiento canina de nuestro municipio las vallas metálicas están agujereadas e incluso levantadas, lo que supone un peligro para los usuarios.

El Partido Popular pide al Alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, que realice los trabajos de reparación y/o mantenimiento necesario para que las mascotas puedan gozar de una instalación adecuada, ya que, entre otras zonas de esparcimiento canino, las del barrio de Lloma Llarga y el Parc Central, y el pipi-can de La Torre carecen de higiene pues en ellos se hallan numerosas heces sin recoger.

María Villajos, portavoz del Grupo Municipal Popular, exige a Juan Antonio Sagredo que lleve a cabo medidas para mantener las zonas delimitadas para los animales en buen estado de conservación y con unas mejores condiciones higiénicas, ya que de este modo se podría hacer frente a la suciedad que tienen las calles de Paterna por culpa de los excrementos y orines de los animales.

Deja un comentario