Guanyar Alcoi reivindica un bulevar diametralmente opuesto al del Gobierno de Sedano donde prevalezca el peatón y el transporte sostenible

0
31
La reivindicación de los vecinos del Ensanche-Benissaidó pidiendo la consideración de obra preferente al tramo del bulevar entre La Salle e Isabel la Católica, es valorada para Guanyar Alcoi en estos momentos como necesaria, dado que las obras de adecuación de la calle Entença limitarán el paso de vehículos.
La creación de un vial alternativo sería beneficioso en términos de liberar de tráfico a la calle Entença, eso sí, desde Guanyar Alcoi señalan que el bulevar no tiene que suponer priorizar los coches por encima de los peatones, sino todo el contrario.

EL BULEVAR QUE QUEREMOS

La regidora de Guanyar Alcoi Vicky Llàcer remarca que “tendemos a pensar que el bulevar será un espacio para vehículos de motor, un vial que servirá sólo para eso, para que pasen coches y vayan de una punta a la otra de la ciudad. Pero consideramos que esto es caer en un error”. En este aspecto desde Guanyar Alcoi se propone “fomentar un plan integral de movilidad, y aprovechando que el bulevar pasaría por delante de cuatro colegios y dos institutos, sería interesante promover rutas seguras para estudiantes, aumentar el paso de transporte público y construir un carril bici seguro que pueda conectar con la vía verde”.

Desde la plataforma ciudadana se tiene claro que el bulevar agilizaría y mejoraría el tránsito de gran parte de la ciudad, pero sin embargo no tendría que suponer un fomento del paso de vehículos, tal como señala Llàcer “no queremos una autovía que pase por dentro de la ciudad” y añade que “sabemos que parte de la ciudadanía demanda fomentar el paso de vehículos motorizados, para llegar antes al trabajo, en los centros educativos, para no encontrarse atascos, para tener la comodidad de coger el coche en la puerta de casa y llegar a la puerta de su destino. Pero también sabemos, que los coches comportan ruidos, accidentalidad, contaminación, abuso en su utilización y por lo tanto se tendrá que trabajar para evitar todos los inconvenientes y promover alternativas en su uso”.

Por todo esto, afirman, “apostamos por un bulevar que se proyecte con criterios de sostenibilidad, con un ambiente sano donde se pueda andar y pedalear de forma segura y atractiva y en el cual se fomenten los desplazamientos más largos mediante el transporte público”.

PARTICIPACIÓN CIUDADANA

Desde la plataforma ciudadana se remarca que “no se puede volver a sufrir el desprecio que tuvo el Gobierno de Sedano con el trabajo y el tiempo invertido por los vecinos y vecinas que trabajaron y presentar una alegación conjunta y 899 alegaciones adicionales y que nunca han sido contestadas”.

En este aspecto la regidora afirma que “la participación ciudadana tiene que ser real, mayoritaria y vinculando creando espacios de codecisión entre vecinos de toda la ciudad y la administración pública”.

EL BULEVAR QUE NO QUEREMOS

Llàcer ha querido recordar qué era el proyecto anterior del bulevar del Partido Popular, señalando que “el proyecto ya nació con muchas prisas y defectos, cosa que hizo que la mayoría de la sociedad civil se opusiera a su ejecución. Aquel proyecto se paralizó no por ninguna manía arbitraria sino porque era inviable”, y explica: “era inviable porque venía con graves deficiencias en el alcantarillado, incumplía la normativa de accesibilidad y no tenía en cuenta el alumbrado público. Se aprobó en Junta de Gobierno, sin dar opción a debatirlo en un Plenario, con prisas, pocos meses antes de las elecciones. Contendía informes en contra del Departamento de Intervención que decían textualmente: “la ejecución de la infraestructura resulta inviable actualmente desde el punto de vista económico y presupuestario tal y como se encuentra planteado el proyecto”. Y a pesar de todo esto se aprobó. También se decidió montar arbitrariamente el precio del m² de los terrenos expropiados para la segunda fase y después las diferencias de precio las hemos tenido que pagar todos los alcoyanos”, argumenta.

ESCUCHAS EN EL CASO BRUGAL

En resumen, Guanyar Alcoi remarca que era un proyecto que hubiera provocado que el Ayuntamiento de Alcoi pagara a uno de los grupos empresariales de Enrique Ortiz medio millón de euros anuales hasta más allá de 2.030, por los 27 M de euros de obra más el mantenimiento. Considerando que se le estaba haciendo un vestido a medida a Enrique Ortiz, tal como señalan las escuchas policiales del caso Brugal entre José Cortina y Enrique Ortiz en las cuales el primero asegura que “si está claro que te lo van a hacer a medida [el proyecto del Bulevar]” y Ortiz responde: “Hombre, si lo voy a hacer yo“.

GOBIERNO DEL PSOE

A la suma de estos errores del gobierno de Jorge Sedano, el de Toni Francés añadió otra”, señala desde Guanyar Alcoi Vicky Llàcer. “La ocultación al resto de partidos y a la ciudadanía, dos meses antes de elecciones, de una resolución judicial que comportaba el pago de más de 4 millones a Enrique Ortiz, todo por, según el Alcalde, evitar un uso irresponsable por el resto de partidos. Sin embargo esconder un hecho como este ya es una irresponsabilidad, es hacer un uso partidista ocultando esta información, cuando esto beneficiaba sólo a unos, suponemos que a quien lo ocultaba también”, y añade que “por suerte, de momento, los tribunales nos han liberado de tener que pagar esta cantidad a los corruptos que tanto han beneficiado los gobiernos anteriores”.

Llàcer finaliza diciendo que “no nos cuesta defender la construcción de un bulevar que vertebre una ronda oeste en la ciudad, lo que no defenderemos es el bulevar de Sedano, Ortiz y cía que respondía a intereses personales y alejados del interés general y financiero del Ayuntamiento, este bulevar de Sedano y el PP, donde prevalecía el vehículo a motor con cuatro carriles, está diametralmente opuesto al bulevar que defendemos desde Guanyar Alcoi: un bulevar que agilize el tráfico de vehículos pero que de el protagonismo al peatón y al transporte sostenible y que aporte calidad de vida al ciudadano”.

Deja un comentario