Este Jueves 16 de noviembre ha tenido lugar un pleno extraordinario del Ayuntamiento, convocado con urgencia para aprobar una propuesta de financiación de los fondos FEDER europeos por valor de 5 millones de euros (más otros 5 que pondría el Ayuntamiento) para diversas actuaciones urbanísticas.

Esta propuesta, realizada por el Gobierno socialista de espaldas al resto de grupos políticos y de las fuerzas sociales y económicas del municipio, recibió abundantes críticas desde la oposición durante la sesión plenaria. Casi todas las intervenciones resaltaron que el grupo socialista no permitió la participación e implicación reales de la gran mayoría de la población, a la hora de fijar las prioridades y necesidades más importantes para Aldaia dentro del EDUSI (Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado).

Asimismo, criticamos la falta de un análisis concreto del municipio y los errores técnicos cometidos por la empresa contratada para redactar este EDUSI. Otra conclusión coincidente fue que la propuesta socialista, de inspiración francamente neoliberal, seguía marginando a las zonas del municipio más degradas y segregadas socialmente, como El Barrio del Cristo y otros núcleos de población más pequeños.

No obstante, considerando que siempre resulta positivo traer financiación externa al municipio, aunque no sean prioritarias o las más necesarias las actuaciones, todos los grupos municipales y concejales/as optamos por abstenernos. Así, si fuera aprobado por Europa pese a sus fallas técnicas, se podrá mejorar en algo nuestra población.

Intervención en el pleno del concejal Juanjo Llorente, portavoz de Esquerra Unida Els Verds de Aldaia.

Nueva ocasión perdida

Valoración de Esquerra Unida Els Verds sobre el proyecto de EDUSI del gobierno socialista de Aldaia

Desde EU Verds saludamos que, después de dos años de legislatura y multitud de denuncias realizadas por no tener un proyecto de municipio, el gobierno socialista comience a buscar subvenciones de Europa para actuaciones de mayor aliento. Se trata de una decisión positiva, aunque llega tarde y todo apunta que se está gestionando mal.

Decimos esto porque ya se han perdido las dos anteriores convocatorias del EDUSI (Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado), la primera en 2016 y la segunda en mayo de 2017. Mientras que la de ahora muestra una base endeble y una legitimación débil. Además de que tampoco “salen a cuenta” los 5 millones que tendrá que poner este Ayuntamiento para las distintas actuaciones (el FEDER pone los otros 5 para alcanzar la cifra máxima de 10 millones).

La propuesta presentada por este Gobierno municipal minoritario se basa en una mera promesa  de poder disponer para 2018 los 5 millones necesarios (¿mediante un presupuesto municipal ni siquiera esbozado, faltando un mes para acabar el año; sin contar con la oposición para aprobarlo?). E igualmente, su propuesta adolece de una gran falta de participación e implicación de nuestro tejido social, económico y político. Es una propuesta de y para el grupo socialista, cocinada de manera unilateral hasta el último minuto (la oposición la hemos conocido 48 horas antes del Pleno para aprobarla), sin contar con los demás grupos municipales ni con las fuerzas sociales y económicas del municipio. Ni siquiera se ha puesto en funcionamiento aún el Consejo económico y social de Aldaia que funcionó en otras épocas.

Esta cuestión es muy importante porque los proyectos EDUSI se basan en definir prioridades, lo que supone una elección y una jerarquización de retos a abordar y de objetivos a alcanzar. Prioridades imposibles de marcar como se ha hecho, pagando muchos miles de euros a una empresa privada de Valencia que, para redactar la propuesta, se ha basado tan sólo en una encuesta contestada por 178 personas de nuestros/as 30.200 habitantes y en diversas reuniones no públicas y de selectiva concurrencia.

Por eso valoramos que esta falta de participación resta “legitimidad” a la propuesta socialista. ¿Quién ha definido las prioridades y actuaciones concretas en nombre del municipio de Aldaia? Pues el gobierno socialista, naturalmente, que representa un tercio del Pleno municipal y una proporción aún menor de la población. Este proyecto EDUSI tiene un plazo de vigencia hasta el año 2023, o sea que compromete a futuros Ayuntamientos, pero el grupo socialista no se ha esforzado para que el resto de fuerzas políticas del municipio pudiéramos participar e implicarnos, lo que garantizaría una estabilidad en el tiempo de las actuaciones. Era una ocasión perfecta para colaborar y forjar acuerdos en favor de Aldaia que, nuevamente, ha desaprovechado el grupo socialista.

Con respecto al contenido de las propuestas concretas de este EDUSI, formuladas de espaldas al pueblo y población, hay que tener en cuenta los 4 Objetivos Temáticos (OT) predefinidos por el FEDER para subvencionar:

n.º 2: Mejorar el acceso, uso y calidad  de la información y comunicación.
n.º 4: Favorecer una economía de bajo nivel de emisión de carbono.
n.º 6: Conservar y proteger el medio ambiente.
n.º 9: Promover la inclusión social y luchar contra la pobreza.

Analizando las actuaciones propuestas para Aldaia, lo primero que resalta es la incongruencia entre los Objetivos (OT) y las actuaciones concretas contempladas. La Biblioteca-Archivo-Multiusos propuesta por el PSOE para construir en el antiguo colegio Mariano Benlliure acapara directa e indirectamente más del 45% del total del presupuesto de 10 millones del EDUSI y un 75% del Objetivo 9 sobre “inclusión social y lucha contra la pobreza”. Las Bibliotecas y Archivos tienen más que ver con la educación y la cultura, pero se han adscrito como lucha contra la pobreza y de inclusión social. Quizás el Señor Alcalde lo que busca es dejar constancia de su paso (esperemos que efímero) por este Ayuntamiento con esta gran obra. Sin duda, las carencias sociales de este pueblo deberían importar más en este EDUSI.

No podemos volver a las lógicas desarrollistas pasadas. Ahora toca promover la economía sostenible y sobre todo el rescate social, recuperar a las familias y zonas degradas de Aldaia, que las hay y no son pocas. Toca garantizar derechos, como el trabajo o la vivienda, así como mejorar las condiciones de vida de la población y potenciar unos servicios públicos suficientes. De hecho, dentro del Objetivo 9 hay un epígrafe: “Regeneración física, económica y social del entorno urbano en áreas desfavorecidas” que ha sido desechado en aras de otras supuestas prioridades. ¿No era esta la ocasión perfecta para acordarse de los problemas del Barrio del Cristo y de otra zonas degradas del casco urbano de Aldaia?

Algo similar ocurre con las demás actuaciones contempladas en este EDUSI. Señala la empresa redactora, IMAP Consulting, que esta convocatoria FEDER permite incluir actuaciones urbanísticas  iniciadas durante 2017 y no acabadas. Esto puede suponer alguna mejora para las arcas municipales (el Ayuntamiento recibirá subvenciones adicionales por actuaciones ya iniciadas). Pero esta propuesta tampoco especifica cuáles de estas actuaciones iniciadas se incluirán en el EDUSI. Lo que añade un factor de incertidumbre a sus beneficios reales para la gente del pueblo.

En cualquier caso, resaltar que las propuestas de este EDUSI quedan lejos de abordar con mínima contundencia los problemas principales de nuestra población y territorio, como el transporte urbano e intermunicipal (metro, etc), promoción económica y del empleo, desarrollo agrario, salud medioambiental o soterramiento de las vías y canalización del Barranquet.

En  conclusión, con este EDUSI cocinado por el gobierno municipal en minoría, Aldaia va a perder una doble oportunidad: la de intentar siquiera forjar un consenso mayoritario de las fuerzas sociales, políticas y económicas sobre el futuro sostenible de nuestro municipio. Y en segundo lugar, realizar actuaciones contundentes para solventar alguno de los grandes problemas que padece Aldaia crónicamente. Por eso vamos a abstenernos, por considerar que las cosas se podrían haber hecho mucho mejor y que el grupo socialista de nuevo da ejemplo de su mala capacidad de gobierno.

Deja un comentario