• La moción ha surgido como iniciativa de dos ediles de Onda y Manises, donde ya ha sido aprobada, e insta a su implantación a nivel autonómico.

Beatriu Gascó i Verdier, portavoz de medio ambiente de Podem en Les Corts y Antonio Estañ, secretario general de la formación morada, han mantenido una reunión con Manu Escrig, concejal de Onda Sí, Se Puede y Rafa Mercader, de Sí Se Puede Manises, para extender a otros municipios con representación de candidaturas del Cambio una moción solicitando la implantación del Sistema de Depósito, Devolución y Retorno de residuos (SDDR), aprobada en sus respectivos municipios. Este sistema, basado en el retorno “a la tienda” de los envases usados a cambio de una pequeña cantidad de dinero, se emplea con éxito en muchos países europeos e incluso fue usado en España en el pasado.

«La moción para recuperar el SDDR se nos ocurre tras el rechazo del PSPV y Compromís a incluirlo en los presupuestos de la Generalitat del 2018», ha explicado Rafa Mercader, concejal de Sí Se Puede de Manises «lo que hacemos con esta moción es solicitar a la Conselleria que ponga en marcha una ley autonómica de residuos que incluya el SDDR como medida de trazabilidad de envases, concienciación, creación de empleo, educación e implicación ciudadana en la defensa y conservación del medio ambiente.»

Manu Escrig, concejal de Onda Sí Se Puede, por su parte, ha precisado: «el SDDR supone un ahorro para las administraciones, tanto local como autonómica, en la recogida, transporte, tratamiento y limpieza de los residuos depositados en los contenedores verdes y amarillos. Esto incluye envases ligeros, latas y botellas de vidrio y plástico de bebidas que actualmente se introducen sin seleccionarlos». «El SDDR aporta una trazabilidad que actualmente no existe, ya que de este modo pagarán los productores de envases y no asumirán los costes los ciudadanos», remata Mercader, «mejoraríamos la limpieza de nuestras calles y parques, abarataríamos los costes en servicio de limpieza y fomentaríamos el reciclaje entre la ciudadanía».

El sistema SDDR, cuya implantación ya solicitó Podem en las negociaciones de los últimos presupuestos de la Generalitat, constituye «un regreso mejorado al sistema de retorno de envases a la tienda a cambio de dinero que se usaba hace años», explica Beatriu Gascó i Verdier, «está implantado en muchos países líderes en política económica y medioambiental y contribuye a la concienciación del ciudadano de que la basura no es un residuo, sino un recurso, cuyo precio, gestión y comercio, necesita de la más absoluta transparencia. Consideramos además que esto reduciría considerablemente los costes de limpieza de los ayuntamientos y el abandono de envases en la Naturaleza, tan perjudicial para nuestros mares y cauces de agua».

El SDDR se utiliza en más de 40 regiones del planeta y funciona con éxito en Alemania, Suecia, Dinamarca, Australia, Canadá y algunos de los EEUU de América. En la Comunidad Valenciana fue una de las propuestas de Podem en la negociación de los últimos presupuestos, pero el PSPV y Compromís la retiraron de la negociación «por presiones de las grandes empresas del sector del reciclaje y tras haber defendido su implantación en sus programas electorales y mociones similares a ésta hasta principios del 2017», concluye Beatriu Gascó.

Deja un comentario