En marzo de 2017, el Gobierno del Batà devolvió 12.621 euros de los 41324 euros correspondientes a la subvención para la financiación del programa de lucha contra el empobrecimiento energético, asimismo, en marzo de 2018, de los 41324 euros destinados a la misma subvención para 2017, se han devuelto 13.042,45 euros. Para el Grupo Municipal Popular es intolerable que el tripartito paternero, en dos años consecutivos, haya dejado de percibir 25.666,45 euros en una subvención que está destinada a personas o unidades familiares que por sus ingresos no pueden hacer frente al pago de los suministros de energía eléctrica, gas y agua de su residencia familiar, por estar en riesgo de exclusión social.

Para el Partido Popular es incomprensible que, en lo que llevamos de 2018, y conforme al Real Decreto del Gobierno de España 897/2017, de 6 de octubre, por el que se regula la figura del consumidor vulnerable, el bono social y otras medidas de protección para los consumidores domésticos de energía eléctrica, más de 600 personas hayan solicitado la aplicación del bono social, consistente en un descuento sobre el precio voluntario para el pequeño consumidor, dada su condición de consumidor vulnerable y durante dos años consecutivos se haya reintegrado más del 30% de la subvención destinada a luchar contra el empobrecimiento energético.

María Villajos, portavoz del Grupo Municipal Popular, considera gravísimo que por la falta de gestión de aquél que venía a rescatar personas, Juanma Ramón, de Compromís, y la inacción del Alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, las más de 18.334 personas de nuestro municipio en riesgo de exclusión social según la proyección poblacional de Paterna a efectos de la tasa AROPE, datos reflejados en el informe ACTUA proporcionados por el área de inclusión social, vean mermados sus derechos, por lo que pide al Alcalde, como máximo representante de la corporación local que deje de jugar con dichas familias, y ponga todos sus esfuerzos para que esta situación no vuelva a ocurrir en un futuro.

Para la portavoz del PP Sagredo es el máximo responsable del desconcierto que hay en el Ayuntamiento. Lo más trágico es que su irresponsabilidad la pagan aquellas personas que tienen menos recursos, el alcalde ha cerrado el comedor social, no hay de momento tarjeta solidaria y ahora devuelven parte de la subvención destinada a pagar agua, luz y gas a aquellas familias que no pueden hacerlo.

Deja un comentario