En estos momentos no se puede garantizar la continuidad de Sense Barreres.

El grupo municipal Sí-Podem propuso al equipo de gobierno la municipalización del servicio de control de accesos que hasta ahora estaba externalizado y gestionado por Sense Barreres.

Nuestra propuesta era recuperar el servicio, subrogar a los y las trabajadoras, y al mismo tiempo concretar un convenio de colaboración entre Ayuntamiento y SENSE BARRERES para garantizar la contratación, esta vez pública, de personal laboral con diversidad funcional. De esta manera se cubrirían dos objetivos: por un lado, se mantendría un compromiso con Sense Barreres y una función social de integración del Ayuntamiento de Petrer y por otro lado salvamos el riesgo real de perder el control de servicio en manos de empresas que sólo buscan el beneficio empresarial.

La ley de contratos por la que se rige este procedimiento abre la contratación a grandes empresas con objeto el social alejado del de una fundación social en defensa de los derechos y la integración de persona con diversidad funcional. En este procedimiento se presentaron más de 7 empresas. Y el concejal de hacienda no señaló en la plica un límite por abajo en el precio del servicio, abriendo la posibilidad a bajas económicas imposibles de asumir por entidades sociales. Este error importante beneficia a las empresas fuertes o sin ética que basan su competitividad en la pérdida de derechos laborales.

No sabemos cómo acabará el procedimiento y quien finalmente obtendrá la contrata, pero lo que tenemos claro es que aplicando la normativa vigente para contratos, se seguirá teniendo un control limitado en la gestión y se desvirtúa el objetivo del servicio.

Deja un comentario