En el día de ayer, 8 meses después de lo que marca la Ley, se aprobó en Riba-roja el presupuesto para 2018 con el apoyo de Ciudadanos y el voto en contra de los concejales de Riba-roja Puede

La tercera vez que ocurre en lo que va de legislatura, el tripartito formado por PSOE, Compromís y EU han sacado el presupuesto para adelante con el apoyo de Ciudadanos ignorando a los concejales de Riba-roja Puede, gracias a los que llegaron al gobierno en la sesión de investidura en mayo de 2015.

Los concejales de Riba-roja Puede recriminaron en el Pleno a los concejales de EU y Compromís, que cuando estaban en la oposición abogaban por que el PP hicieran presupuestos participativos y no los realizaran en los despachos, y que, sin embargo, ahora ellos hagan lo mismo que tanto criticaron, llegando “a puerta cerrada” a un acuerdo con la “nueva derecha” de Ciudadanos.

No sabemos a qué ha tenido que renunciar el equipo de gobierno para que Ciudadanos los apoye, pero sí que sabemos que hay recortes en Servicios Sociales por todas partes, con lo que era imposible para nosotros apoyarlos, dijo Rubén Ferrer portavoz de la formación afín a Podemos.

El equipo de gobierno presume de unos presupuestos expansivos, pero son expansivos sobre todo en gastos de personal y en el capítulo de gasto corriente, donde se dedica el 89% del presupuesto, un 4% más que el año pasado. Por contra desaparecen partidas tan esenciales como la ayuda a la pobreza energética, la de subvención a los estudios del conservatorio, la de prevención del abandono escolar o la de prevención de adicciones, mientras que se incrementan de forma desorbitada las partidas de Atenciones Protocolarias, Publicidad y Fiestas.

Así mismo, es lamentablemente destacable que bajen las partidas de emergencia habitacional pasando de 20000€ a 5000€ o la de Prestaciones económicas individualizadas, la cantidad dedicada a las familias en riesgo de exclusión social, bajando nada más y nada menos que en 55000€.

Es una lástima que, pese a que los presupuestos se han incrementado en números globales, sólo sean “expansivos”, tal como los ha calificado el equipo de gobierno, para lo que a ellos les interesa, las fiestas, la publicidad y el protocolo, pero que sin embargo bajen para lo que realmente les importa a los vecinos de Riba-roja.

Para finalizar, para este grupo político, estos presupuestos son un verdadero despropósito, pues se olvidan totalmente del rescate ciudadano dando de espalda a la mayor parte de los puntos del Pacte de l’Ateneu, mediante el cual el equipo de gobierno llegó a la Alcaldía.

Deja un comentario