La pandemia del coronavirus con el confinamiento asociado a la emergencia
sanitaria que estamos viviendo, está también modificando nuestra forma de
relacionarnos en Massamagrell y en buena medida, cambiará el diseño
urbanístico de nuestro municipio. La crisis sanitaria está poniendo de manifiesto
la necesidad de disponer y disfrutar de más espacios públicos dedicados a la
movilidad peatonal y corredores ciclistas, tanto por cuestiones sanitarias de
seguridad, como también por ambientales.
Desde UNIDES PODEM-EUPV MASSAMAGRELL estimamos que urge ya adoptar
medidas extraordinarias, cuanto antes, en áreas tan importantes como es por
ejemplo la de urbanismo que contribuyan a mejorar tanto el bienestar, como la
salud y la seguridad de nuestra ciudadanía. Entendemos como una obligación
ineludible del Ayuntamiento, la de asumir las tareas necesarias para garantizar
que la ciudadanía pueda mantener la distancia de seguridad en sus paseos y
desplazamientos, y en el día a día de la que ha convenido en llamarse “Nueva
Normalidad”.
La fase de desescalada iniciada, la reactivación de la actividad económica y el
regreso de la ciudadanía a las calles, exige la toma de decisiones para dar
respuesta a las necesidades de nuestras vecinas y vecinos tras más de dos
meses del confinamiento derivado de la declaración del “Estado de Alarma”.
Massamagrell, como el resto de municipios y ciudades, afronta un cambio de
paradigma en lo que a la “Movilidad Urbana” se refiere, que no puede esperar, ni
a la aprobación, ni a la puesta en funcionamiento de las medidas que en su
momento se incluyan en su Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS).
MOVILIDAD Y URBANISMO:
MEDIDAS URGENTES

#MASSAMAGRELL POST-COVID

UNIDES PODEM-EUPV MASSAMAGRELL

1
“MOVILIDAD Y URBANISMO: PROPUESTAS URGENTES”.-

1. Habilitar y ampliar espacios para priorizar la movilidad peatonal:
– Acometiendo con urgencia un plan de ampliación de aceras para liberarlas de los
vehículos estacionados en ellas y que pasan la mayor parte del tiempo “invadiéndolas”.
– Estrechando calzadas en todas aquellas calles que así lo precisen, para ampliar y
extender las aceras y poder garantizar la distancia física de seguridad.
– Reducir y limitar, en su caso, la movilidad motorizada en todas aquellas zonas en las
que resulte necesario garantizar, tanto la seguridad de nuestros niños, niñas y
mayores, como el distanciamiento que es la única vacuna efectiva de la que disponemos
actualmente para combatir el “Covid-19”.
– Cerrar al tráfico (garantizando el acceso a garajes y a las descargas autorizadas), de
algunas de las calles de nuestro municipio.
Todo este conjunto de medidas también ayudarán a reactivar la actividad de
nuestros comercios que necesitan disponer de espacios más amplios para desarrollar
su actividad en condiciones de seguridad tanto para nuestros comerciantes, como para
la ciudadanía.

2. Adoptar medidas que prioricen e intensifiquen el uso de la bicicleta en nuestro
municipio, frente al transporte privado motorizado:
– Logrando que todas las áreas y espacios del municipio, sean accesibles a medios de
transporte no motorizados.
– Facilitando carriles para bicicletas y adaptando las infraestructuras de carretera (p.
ej. cruces y pasos), así como las señales de tráfico para dar prioridad a los ciclistas
y lograr desplazamientos más seguros.
– Reducir el tiempo de espera en los semáforos de Massamagrell (regulando su
frecuencia), para agilizar el cruzar las calles y evitar así acumulación de viandantes
en los mismos.

3. Potenciar y ampliar la carta de Servicios prestados en la Oficina de Atención Municipal
del Barrio de la Magdalena, para mayor comodidad de la ciudadanía, reduciendo así
desplazamientos a las dependencias centrales municipales.

4. Apostar por la “Verticalidad”: Con una mayor dotación de arbolado en todo el espacio
urbano. A largo plazo, se requiere del consenso y compromiso de todas las formaciones
políticas del municipio (actuales y futuras) para llevar a cabo un plan de sustitución de
los árboles de hoja caduca que con su caída, tantas incidencias y gastos comprometen
al Ayuntamiento, en su mantenimiento y en la limpieza viaria.

2
5. Mejoras en los parques ya existentes, en cuanto a dotación, limpieza y desinfección. En
este punto urgimos, al Equipo de Gobierno a la implementación inmediata de un “plan o
protocolo de desinfección” de los parques y espacios infantiles en Massamagrell.

6. Peatonalización en determinadas calles de Massamagrell. La peatonalización no puede
ser ni temporal, ni ocasional, ni reducida a zonas en las que haya poca circulación de
vehículos motorizados, para “no molestarles”. Regirse por este criterio, sería no
tomarse en serio la llamada “Nueva Normalidad”. La apuesta por los peatones no es
una moda derivada del Covid-19: Los hábitos de desplazamiento, ya están cambiando.
La “Movilidad Urbana Sostenible” en Massamagrell, no es una foto fija condicionada por
factores estructurales como son los condicionantes físicos, sociales, económicos o
culturales, sino que varía como ha quedado demostrado en este confinamiento. En este
sentido, el PMUS de MASSAMAGRELL, cuando se retomen sus trabajos, no deberá
convertirse en un “Plan de Circulación”. Su naturaleza y objetivo es clara: “Actuaciones
que tengan como objetivo la implantación de formas de desplazamiento más
sostenibles (caminar, bicicleta y transporte público) en Massamagrell; es decir, de
modos de transporte que hagan compatibles crecimiento económico, cohesión social y
defensa del medio ambiente, garantizando, de esta forma, una mejor calidad de vida
para nuestras vecinos y vecinos”.

7. Creación de una Concejalía de Movilidad Urbana Sostenible, cuyas actuaciones deben
centrarse en mejorar los espacios destinados a la movilidad urbana, creando y
desarrollando las condiciones necesarias que favorezcan soluciones de movilidad
activa, como los desplazamientos a pie y en bicicleta y garantizando además una buena
accesibilidad para toda la ciudadanía de Massamagrell y para las personas que se
desplazan a nuestro municipio para trabajar.

Deja un comentario