Le recomiendo a la Sra. Rocamora que tenga más autocrítica, claro que llevamos años
ofreciendo el transporte gratuito de la Costa a Orihuela para venir a las rutas y
actividades, pero si no se llegaba un cupo medio o se anulaba, o se intentaba reorganizar
otro día con más aforo, de lo contrario parece que tenemos que pagar para que venga
la gente y no se note la falta de demanda, porque ¿Se ha preguntado qué rentabilidad
tiene eso para Orihuela? ¿lo haría si tuviera una empresa de Turísmo privada? ¡Ah, cómo
es dinero de todos no pasa nada, nadie pedirá explicaciones! Creo que seremos el único
municipio que pagamos un taxi para hacer visitas turísticas, cuando lo normal es que al
menos un mini bus se llenara.
Pero lo más preocupante no es ya la mala gestión de los recursos, sino que la demanda
de las actividades turísticas solo interese a dos personas es síntoma de que algo no va
bien, primero porque falla la publicidad de las actividades, segundo porque promocionar
turísticamente Orihuela es hacer algo más que conciertos y rutas, eso ya lo está
haciendo cultura y esta descoordinación y fracaso, que en nada beneficia a Orihuela, es
fruto de la disputa política de estas dos concejalías Turismo y Cultura, que se
contraprograman, que se quitan al personal y que se hacen “la puñeta”, la razón se la
deberán preguntar a la Señora Ezcurra y la Sra. Rocamora.
El turismo no está en sus mejores momentos, pero ni es culpa de la DANA y ni siquiera
la pandemia, precisamente son muchos los pueblos del interior a los que están llegando
más personas buscando ciudades más tranquilas y con menos población. La decadencia
de nuestro turismo es consecuencia de una ciudad que no se mueve, que tiene un
patrimonio descuidado y que organiza las actividades de rigor en las fiestas para los
lugareños, sin pensar en otras alternativas más innovadoras. Es triste que haya gente
que prefiera pagar a empresas privadas para realizar rutas en Orihuela, mientras
nosotros ni gratis somos capaces de llenar un minibús y en vez de preocuparnos en
mejorar lo arreglemos pagando a cualquier precio, sin buscar alternativas eso es lo
cómodo lo otro lleva más trabajo, para hacérnoslo mirar.

Deja un comentario