Estas barreras servirán para cortar el acceso a automóviles en horas puntas
El Ayuntamiento de Massamagrell ha comprado con el remanente de tesorería un total de
doce pilonas semiautomáticas para regular el tráfico rodado de algunas calles del municipio.
Estas barreras garantizarán la limitación y gestión del paso de vehículos, sin afectar a la
libertad del flujo peatonal.

“Cuatro de estas doce pilonas han sido instaladas en la zona del IES Massamagrell, dos en
la misma entrada y otras dos en la mitad de la avenida Blasco Ibánez, de forma que
restringen el tráfico en momentos puntuales como la entrada y la salida del alumnado al
centro. Otro de los puntos donde se van a colocar pilonas es en la zona del mercado
municipal, permitiendo así una mayor seguridad para los puestos ambulantes”, ha declarado
la concejala de Urbanismo, Raquel Gómez.

“Hasta este momento la Policía Local coloca vallas en zonas determinadas para evitar la
afluencia de coches tanto en zonas escolares como en el mercado, pero la adquisición de
este nuevo sistema permitirá que las vallas no sean desplazadas de su origen ni se caigan
debido al viento. Es un sistema mucho más seguro y cómodo, que permitirá una mayor
agilidad”, ha señalado el alcalde de Massamagrell, Paco Gómez.

El consistorio prevé que próximamente, dentro del plan de inversiones de la Diputació de
València, se instalen pilonas semiautomáticas de estructura retráctil en todas las zonas
escolares del municipio, Colegio Sagrada Familia, CEIP San Juan Evangelista, CEIP Virgen
del Rosario y CEIP Obispo Amigó.

Deja un comentario