Desde el grupo político Vecinos por el Pilar, consideramos que históricamente
en el municipio de Pilar de la Horadada y por extensión en la Vega Baja así
como en otras zonas de Alicante, existe un distanciamiento en el
reconocimiento del valenciano como lengua propia.
Las razones que justifican este hecho pueden ser diversas: desde cuestiones
culturales hasta el centralismo valenciano que se refleja en nuestra comarca
con políticas de olvido y abandono.
La geografía y los avatares históricos nos han conducido al lugar donde nos
encontramos: somos el sur del sur de la Comunidad y Valencia nos queda
como algo tan lejano como desconocido. 
La realidad cultural y lingüística de la Vega Baja y, por tanto, de nuestro
municipio, tiene que ver con el castellano y, sin rechazar el valenciano, no
vemos con buenos ojos que se trate de fomentarlo con medidas que
entendemos impositivas.
Consideramos que para fomentar la lengua valenciana sin provocar rechazo se
necesitan más recursos y facilidades para su aprendizaje y después que cada
cual se exprese en la lengua que considere más adecuada.
Como ciudadanos de la Comunidad Valenciana no queremos vivir de espaldas
al deber de aprender el valenciano; pero queremos entenderlo como parte de
nuestro patrimonio cultural y ese objetivo no se alcanza con imposiciones.
Lo que deberían hacer los políticos en Valencia es mostrar más sensibilidad a
la voluntad de los pueblos. La ciudadanía de Pilar de la Horadada no rechaza
el valenciano; sino las formas que se quieren utilizar para fomentarlo
(compartimos los objetivos; pero rechazamos los medios).
Consideramos, por tanto, un terrible error, no entender la singularidad de todos
y cada uno de los pueblos que conformamos la Comunitat Valenciana.
Entendemos que la comarca de la Vega Baja necesita un tratamiento más
específico a la ahora de implementar una ley lingüística.
Para terminar: rechazamos de forma absoluta que se utilice una lengua que
debe enseñarse, se debe aprender y debe ser querida y respetada,  como
arma política. Reducir este debate a un enfrentamiento derecha-izquierda es
alejarse de la realidad.

Deja un comentario