Los vecinos de La Canyada han iniciado varias campañas de recogidas de firmas para reivindicar la recuperación del servicio de urgencias médicas, y lo único que han obtenido es estar sin dicho servicio hasta mediados de septiembre como estaba previsto.

Los vecinos de La Canyada han visto como desde el mes de julio pasado el Gobierno del Botànic les recortaba el servicio de Urgencias durante el verano, mientras que el Gobierno del Batà miraba para otro lado y esto ocurría precisamente cuando la población del barrio aumentaba. Por ese motivo iniciaron varias campañas de recogidas de firmas, llegando casi a las 1500, estando todavía en activo dichas campañas.

Para los vecinos de La Canyada supone una molestia tener que desplazarse al Punto de Atención Continuada del Centro de Salud de Paterna, ubicado en el Clot de Joan, puesto que es un barrio con una entidad propia, y suficientemente alejado del casco urbano, y que además puede disponer de un servicio permanente de urgencias propio, como bien ha estado recibiendo hasta ahora. Por ende, no disponer de un servicio de urgencias en La Canyada supone también que se colapsen las urgencias del Clot de Joan, que han de atender a los más de 68.000 habitantes de todo el municipio.

Dado que el PSOE tiene reparos a la hora de exigir a su partido en la Generalitat el cumplimiento de los compromisos adquiridos en su programa electoral en 2015 con la sanidad de los paterneros, será el PP quien vele por los intereses de los habitantes del municipio, reclamando al alcalde que comience a trabajar para atender las reivindicaciones de los vecinos de La Canyada.

En palabras de la portavoz del grupo popular, María Villajos: “La incapacidad de este equipo de gobierno ha supuesto un problema para los vecinos de La Canyada, mientras que cuando gobernaba el PP los vecinos disponían del servicio de urgencias en verano sin problemas.

Toda esta situación evidencia los recortes de los servicios de sanidad en Paterna y la falta de compromisos reales de la Consellería de Sanidad, por todo ello la concejala del partido popular, Marisa Ferre, ya solicitó en el pasado pleno celebrado el 27 de julio la unanimidad de todos los grupos políticos en lo referente al cierre del servicio de urgencias en el barrio de La Canyada, pidiendo la convocatoria urgente de la Mesa Local de la Salud. De igual manera, Ferre manifiesta que “emprenderemos las acciones necesarias para que los vecinos de Paterna dispongan de una vez por todas de la atención sanitaria que merecen, puesto que este es un derecho fundamental y uno de los pilares básicos del estado de bienestar, que en estos momentos está siendo vulnerado”.

Finalmente, cabe señalar que aquellos que venían a rescatar a personas ante los recortes de dicho servicio no se han manifestado y a lo único que se han dedicado es a estar pendientes de si seguían o no con el Pacte del Batà.

Deja un comentario