Hoy en el Pleno ordinario del mes de noviembre, la concejal de Podemos l’Alfàs, Juana María Hernández Peña, ha defendido con brillantez y desde su posición de educadora social y conocedora del concepto de ciudad educadora, el voto en contra de su grupo a la propuesta de adhesión del Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi a la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras (AICE).

El grupo municipal de Podemos tomó la decisión de no apoyar la propuesta a tenor de las explicaciones que les dio sobre este tema la concejal de Educación, la socialista Isabel Muñoz, en las pasadas comisiones, y en la que demostró no tener mucha idea del verdadero significado de Ciudad Educadora, más allá de posiblemente haberse leído los 20 principios, tan teóricos como generales, que expresa la Carta de Ciudades Educadoras. “Respondernos que «Es un proyecto para visualizar los proyectos y trabajos que se están haciendo en el IES», es de tal simpleza que roza casi el insulto, y pone de manifiesto el poco o ningún conocimiento que tiene la responsable de Educación sobre lo que significa Ciudad Educadora”, decía la concejal de Podemos en su intervención, limitada por el ROM a cinco minutos cronometrados, en el Pleno.

Juana María Hernández Peña explicó que el concepto de Ciudad Educadora es una nueva dimensión complementaria y, hasta cierto punto, alternativa al carácter formalizado, centralista y a menudo poco flexible de los sistemas educativos, que conlleva implícita la interacción entre las propuestas de la educación formal, no formal e informal. “Nos preocupa muy mucho que no hayan comprendido el verdadero significado y alcance del concepto de Ciudad Educadora cuando en la Propuesta de Alcaldía-Presidencia encontramos: «La Ciudad Educadora, a nivel local, debe tener como objetivo conseguir un sistema educativo de formación integral.», lo que nos lleva a pensar que, de nuevo, la profundización que hace este equipo de gobierno sobre el tema resulta harto insuficiente y se han dedicado a copiar y pegar los párrafos y frases biensonantes sin ahondar en las múltiples dimensiones del proyecto”, les llegó a reprochar al grupo socialista la concejal de Podemos.

Hay que tener en cuenta que la perspectiva de ciudad educadora como marco conceptual de análisis y de aplicación de políticas públicas, supera los planteamientos realizados únicamente desde la óptica de la educación formal y más concretamente desde el campo del sistema educativo tradicional. La carta, cuando hace referencia al término integral, lo hace en cuanto a que el proyecto de Ciudad Educadora se presenta atendiendo al servicio integral de las personas”, aclaró la concejal de la formación morada al Pleno.

La primera y más importante decisión a tomar es la de dar a los niños un papel de protagonistas, concederles la palabra, permitirles que expresen sus opiniones y colocarnos, nosotros los adultos, en la actitud de escuchar”, decía en su intervención Juana María Hernández Peña. “¿Qué iniciativas y qué pasos han dado en los diez años y pico que llevan gobernando en ese sentido?”, preguntó al equipo de Vicente Arques. “Porque lo único que hemos visto hasta ahora ha sido su apoyo a talleres y/o cursos impartidos, en la mayoría de casos, por amigos y afines a su partido, sin un estudio serio de necesidades o una valoración de las preferencias de los propios niños y jóvenes. Cursos y talleres cuya prioridad ha sido dar un sueldo al amiguete de turno y no el protagonismo de los menores. Por no hablar de programas que atiendan al tiempo de ocio de adolescentes y jóvenes al que no le han dedicado ni un minuto de su tiempo”, les echó en cara.

El grupo de Podemos l’Alfàs lamenta que la adhesión a la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras solo va a ser otro globo lleno de aire del que el gobierno de Vicente Arques se va a servir para salir en prensa y nutrir su campaña permanente de autobombo, pero que no va a satisfacer las necesidades y preferencias de los menores y jóvenes de l’Alfàs, ni servirá para que nuestro municipio sea un marco y un agente educador que, ante la tendencia a la concentración del poder, practica la opinión pública y la libertad; ante la tendencia al gregarismo, expresa el pluralismo; ante la tendencia a distribuir desigualmente las posibilidades, defiende la ciudadanía; ante la tendencia al individualismo, se esfuerza por practicar la individualidad solidaria y permite formar personas sensibles tanto a sus deberes como a sus derechos. Y estas son las razones por las que se ha visto obligado a votar en contra de la propuesta.

Deja un comentario