¡Sí se puede!, ¡Podemos!, y ¡People have the power!… En Paterna hemos entrado en las instituciones la gente corriente metida a hacer política, para pararles los pies a los promotores de gigantes de cemento, acero y vidrio, disfrazados de orgullo, satisfacción y empleo, cuando sólo son la muerte en vida del pequeño comercio y la convivencia humana en las calles de pueblos y ciudades como la nuestra. Eso sí vomitando suculentos beneficios inmobiliarios a los peces gordos de siempre.

Hammerson compra la empresa al promotor de Puerto Mediterráneo”. Con este titular en prensa nos hemos desayunado en el último puente de la Constitución. Hammerson, conocido por todas y todos por su transparencia, compra a Intu, conocido también por todas y todos por lo mismo, Puerto Mediterráneo por 3.850 millones de euros. Como si ya estuviera construido oiga. No es una errata tipográfica no, la compra es de 3.850 millones de euros. ¿Se habrá gestado esto en Wall Street, en la city de Londres, en Hong Kong?, ¿o en el casino de Paterna?. Bien sabemos los y las podemitas paterneras que en el casino no ha sido, ya que fiscalizamos y vigilamos de cerca al gobierno del cambio, el del Batán, y conocemos de primera mano que el casino está en rehabilitación y aun no tiene conexión wifi.

Aunque parezca irónico el relato de estas líneas, es tan real como la vida misma. El grupo municipal Paterna Sí Puede está en contra del Pelotazo de Puerto Mediterráneo, un proyecto que destruiría el paraje natural de La Mola. Pasado el ecuador de la legislatura no levantamos la vista de una operación especulativa inmobiliaria de libro, paralizada desde las Cortes Valencianas por el Gobierno del Botánico, que ha librado a Paterna de un desastre brutal que el Partido Popular ya tenía vendido a bombo y platillo. Pero la maldad y el engaño que pretenden los grandes tiburones financieros que hay detrás del “Muerto” Mediterráneo en absoluto se ha parado. Siguen y siguen intoxicando con mentiras y promesas de progreso económico, con buzoneos masivos inmorales y tendenciosos de propaganda barata, que nos puede salir muy cara a las paterneras y paterneros.

A la gente de Podemos no nos van a callar. Nuestra posición está junto a las vecinas y vecinos diciéndoles la verdad. Del partido popular ya conocemos de sobra su manera de hacer las cosas, en Ayuntamientos, en Ministerios y en su propia sede… o sacan tajada y de las grandes, o revientan los ordenadores a martillazos. Sólo esperamos que el PSPV, Partit Socialista del País Valencià, no se ponga a su altura. Si lo hace, que no cuente con Podemos.

Deja un comentario