Llevamos una temporadita que sin esperarlo han surgido temas polémicos que han movilizado a la sociedad alcoyana de una manera que hacía tiempo que no se veía en Alcoi. Quizás a algunos les parecen temas menores, pero no hay temas menores cuando algún asunto preocupa una parte de la sociedad alcoyana.

A mí, que provengo de los movimientos sociales, me maravilla la rápida respuesta de un grupo de personas que se han sentido amenazadas por un tema concreto. Han sido capaces de recoger más de 3400 firmas en contra de una medida que consideran injusta, de mantener reuniones en todos los grupos de la oposición y también con el gobierno y los veterinarios, han recavado información que ni el mismo Gobierno conocía o al menos no la habían facilitado y que avalaba su reclamación, han tenido tiempo de crear una plataforma y de preparar una moción que presentaron el 18 de diciembre. Y todo esto en 10 días.

Yo les doy la enhorabuena de corazón, por el trabajo que han hecho y la determinación que han mostrado a la hora de defender una causa que consideran justa. Lo que lamento es que la gestión de Toni Francés pueda desembocar en un posible llamamiento a la desobediencia de una ordenanza municipal -concretamente la de tenencia de animales, que regula y obliga a realizar las pruebas del ADN a los perros- hecho al cual no se ha tenido que enfrentar ningún Alcalde anterior.

Ha quedado manifiesto que la ciudadanía valora a quien los escucha, sean o no de su cuerda y a quien después de estudiar la documentación que ellos aportan, son capaces de cambiar de opinión. Porque la verdad absoluta no la tiene nadie, y rectificar, no diré que sea de sabios, pero al menos sí de personas abiertas al razonamiento, que priorizan la opinión de los vecinos y vecinas de su ciudad por encima de unas decisiones tomadas en momentos y circunstancias donde aparecen buenas ideas o posibles soluciones.

Todo esto me hace reflexionar ante la falta de información y concienciación que tenemos como ciudadanía, la necesidad de creernos firmemente que la política es cosa de todos y todas y que nuestra implicación real puede llegar a hacer que las cosas cambien. Todo, cualquier tema por pequeño que pueda parecer, que afecte a las personas es política e implicarse, cada uno en la medida que pueda, es vivir. No digamos ya si hablamos de los grandes temas como educación, sanidad, pensiones… en estos se hace imprescindible hacer sentir la voz de todas.

Quiero pensar que esta movilización ciudadana y el trabajo que ha llevado a cabo esta plataforma ha hecho que muchos vecinos y vecinas de Alcoi se hayan dado cuenta que la institución y la política es o tendría que ser una cosa viva, que la ciudadanía tenemos mucho que decir durante los cuatro años de legislatura y no sólo el día de las elecciones y que nuestra voz cuenta, que tenemos poder para cambiar las cosas o al menos la obligación de intentarlo.

Desgraciadamente, yo sospecho que a las instituciones no les interesa que las cosas se hagan de otro modo a cómo están acostumbradas, no interesa que la ciudadanía esté informada de cómo puede participar en la política del día a día y sobre todo que lo haga, porque trastoca el mundo que conocen y esto supone más trabajo y más dolores de cabeza.

Me alegra que muchos vecinos y vecinas de Alcoi que no conocían la forma de participar activamente en la política municipal lo hayan hecho y que gracias a esto haya llegado a la gran mayoría de la ciudadanía información que tendría que haber ofrecido el Gobierno de Toni Francés.

Me gustaría pensar que este es un nuevo punto de partida, que esto no quedará solamente como una anécdota y que el pueblo despacio será más consciente que su voz se tiene que escuchar cada día del año y que la movilización ciudadana es una forma muy efectiva para visualizar nuestras reivindicaciones cuando no son escuchadas y tenidas en cuenta por nuestros representantes a las instituciones públicas que al final son de todos y todas.

Vicky Llàcer
Regidora de Ganar Alcoi

Deja un comentario