Desde la Asamblea Feminista de Elda-Petrer convocamos a la manifestación del 8 de marzo con motivo de la huelga feminista internacional y reivindicativa. La manifestación dará comienzo en la Avenida Reina Sofía de Petrer (a la altura del IES Paco Mollà) a las 11:45h finalizando en la Plaza del Ayuntamiento de Elda. 

La Huelga Feminista va más allá de lo que se identifica como huelga laboral. Porque las mujeres participamos en todos los espacios de la vida, y la huelga tiene que lograr no sólo parar el trabajo asalariado, sino parar el consumo, el trabajo doméstico y los cuidados y los estudios, para así denunciar la desigualdad y las violencias contra las mujeres y demostrar que, si nosotras paramos se para todo, ni se produce ni se reproduce.

Practicamos unos feminismos interseccionales porque sabemos que estamos atravesadas por desigualdades y precariedades que nos sitúan en lugares muy diversos ante el patriarcado según la procedencia, la clase, la edad, la orientación sexual y la identidad de género.  Pero la huelga es de todas, hay un espacio para todas y cada una de nosotras en nuestra huelga feminista del 8M.

Nos convocamos todas, como hicieron nuestras antecesoras, para romper los privilegios de una sociedad patriarcal y capitalista, racista y heteronormativa.

Hacemos huelga porque las VIOLENCIAS machistas son una forma de dominación. Es intolerable que no podamos ser autónomas, amas de nuestras vidas y nuestros cuerpos. Que expresarnos o simplemente andar por las calles nos produzca miedo. Decimos: BASTA a todas las violencias que sufrimos en todos los ámbitos y espacios de nuestras vidas.

Hacemos huelga porque el control de nuestra vida sexual y reproductiva es un instrumento del patriarcado para tratar de someter los CUERPOS y las vidas de las mujeres, lesbianas y trans.

Hacemos huelga porque los límites impuestos a la movilidad humana, el racismo y la xenofobia en todas sus manifestaciones. Decimos ¡BASTA!  al racismo y la exclusión. No a las guerras y a la fabricación de material bélico. Las guerras son producto y extensión del patriarcado y del capitalismo para el control de los territorios y de las personas.

Hacemos huelga porque nosotras ponemos la vida en el centro, por eso defendemos vidas dignas donde todas las personas en las distintas partes del mundo, puedan acceder a los recursos. El patriarcado y el capitalismo con su lógica del beneficio y de la acumulación capitalista, van en contra de lo que proponemos, generan fuertes desigualdades, relaciones de poder y destrucción de los recursos y las condiciones necesarias para una vida digna.

Con esta huelga queremos hacer patente que el sistema económico colapsaría sin nuestro trabajo cotidiano de cuidados. Un trabajo que está invisibilizado y desvalorizado cuando el sistema se sostiene por la apropiación que hace de los cuidados que realizamos las mujeres, sin tener en cuenta nuestras necesidades y proyectos vitales.

Somos nosotras las que cuidamos constantemente, a nuestras familias, parejas, compañeros de trabajo, amigos, a todos los que giran a nuestro alrededor. Y sin todas estas tareas nadie podría vivir. Porque pese a estar invisibilizadas son imprescindibles para el bienestar de las personas y para la sostenibilidad de la vida y el planeta.

Queremos parar de cuidar, pero, por otro lado, también queremos reivindicar los cuidados en sí mismos, su necesidad para que todas y todos comprendamos su importancia vital, para que se conviertan en una responsabilidad social, compartida y redistribuida.

Queremos parar para que los cuidados no recaigan solamente en nosotras. Proponemos dejar de hacer las actividades y tareas cotidianas dirigidas al cuidado de las personas y al mantenimiento de los espacios vitales en los que transcurren nuestras vidas.

Por todo ello, nos vemos el 8M en la manifestación del 8 de marzo en la Avenida Reina Sofía de Petrer (a la altura del IES Paco Mollà) a las 11:45h.

 

Como sabemos que muchas personas tienen dudas sobre la misma, queremos informar sobre algunas cuestiones:
  • ¿Quién la convoca?

Está coordinada por la Comisión 8 de Marzo, que integra a multitud de colectivos feministas, y que lleva trabajando desde 2017 a nivel estatal.

  • ¿Es legal?

Está amparada por el artículo 28 de la Constitución; está convocada cumpliendo los requisitos legales por los sindicatos, es legal, y está comunicada a la Autoridad Laboral. Por ello pueden hacer huelga todas las personas trabajadoras, de cualquier sector y cualquier territorio del Estado.

La huelga es un derecho fundamental, y su ejercicio es libre, por lo tanto, ninguna empresa puede despedir o aplicar medida disciplinaria por haber participado. Ni tampoco existe obligación de comunicar que vas a hacer huelga, más allá de las relaciones de cortesía o previsión que tengas por conveniente. Además, es ilegal que la Administración o empresa tome represalias por el ejercicio de derecho a huelga.

En el tema de servicios mínimos se designarán servicios mínimos allá donde se presten Servicios Públicos, ya sea por las propias Administraciones Públicas o por las empresas que trabajan para ellas.

Ninguna empresa privada tendrá derechos mínimos, salvo que preste servicios para la Administración.

  • ¿Necesito estar afiliada para que me cubra la ley?

Cualquier persona puede secundarla, esté o no afiliada.

  • ¿Puedo sumarme a la huelga siendo hombre?

Legalmente, los hombres tienen derecho a sumarse a la huelga feminista. Pero si los hombres también hacen huelga, se pierde el sentido que diferencia la huelga feminista de la huelga general: visibilizar “los huecos” que quedarían si las mujeres dejasen de llevar a cabo todas sus actividades. Los hombres tienen un rol importante, pero no haciendo huelga, sino cubriendo esos cuidados que no pueden parar o ejerciendo esos servicios mínimos que no podemos hacer las mujeres porque vamos a estar en huelga. Por lo tanto, las organizadoras solo están convocando a las mujeres.

  • ¿Y si soy hombre y quiero participar?

Se recomienda que los hombres que quieran dar apoyo a la huelga feminista lo hagan a través de otras acciones, como cubrir a sus compañeras en el entorno laboral o estudiantil para que ellas puedan no asistir, encargarse del cuidado de menores, mayores o personas dependientes para desahogar a las mujeres que normalmente lo hacen, y otros métodos para facilitar que las mujeres sean las verdades eras protagonistas ese día y encuentren el menor número de trabas posibles para ello.

  • ¿Es una huelga contra los hombres?

No. Lo que busca es mostrar las desigualdades que vivimos las mujeres, denunciar las situaciones de machismo, las violencias machistas, también en el ámbito laboral, como la brecha salarial. Y que toda la sociedad se implique en este cambio.

  • Paramos las mujeres, pero no paran los ciudadanos.

Por esto son necesarios unos SERVICIOS MÍNIMOS que garanticen los cuidados que sean inexcusables e inaplazables para la atención de las personas que estén en situación de necesitar cuidados específicos o que requieren cuidados para actividades básicas de la vida diaria y no pueda cubrirlos otra persona. Organízalo con las personas de tu entorno.

Estas son algunas ideas que podemos seguir, quizá después de ponerlas en práctica no querremos abandonarlas:

  • Hablar con las personas de tu entorno, amig@s, familia, sobre cómo distribuir el trabajo de cuidados y doméstico, a partir de la semana del 8, de forma equitativa.
  • Organizar el cuidado colectivo de las y los pequeños para el día 8.
  • No encargarte de llevar a los niños y niñas al colegio.
  • No encargarte de lavar, tender, planchar.
  • No encargarte de preparar la comida para otras personas.
  • No responsabilizarte de limpiar, ni de cuidar a los nietos y nietas.
  • No atender el teléfono en tu asociación ni encargarte de la logística, ni tomar acta ni recoger los vasos de agua.

Sabemos que con dejar de cuidar un día no realizamos un gran cambio, por eso invitamos a que esto sea el inicio de una nueva forma de organizar y compartir los trabajos de cuidados.

Deja un comentario