El concejal y portavoz Màrius Ivorra ha declarado «hemos estado trabajando con PSOE y Ciudadanos, desde hace semanas, para intentar resolver la problemática de las pruebas de ADN para los perros, y hemos conseguido la voluntad por parte de estos dos partidos de llegar a un consenso en los puntos más conflictivos de la ordenanza»

«Los puntos de consenso; la puesta en marcha de unas campañas de información potentes y dilatadas en el tiempo, un informe exhaustivo que nos indique la realidad de la presencia de excrementos por la vía pública y que sea el punto de partida para las siguientes revisiones y controles que se realizarán, y sobre todo la paralización de la obligatoriedad de las pruebas de ADN, evitando de esta forma las sanciones, durante el periodo que se estime en la próxima reunión del Observatorio de Bienestar Animal» ha declarado Ivorra .

Hemos visto en los últimos meses que el único punto en común entre todos, es la necesidad de actuar frente aquellos incívicos que ensucian nuestras calles. Aquellos que no gastan las papeleras, los contenedores, o que no recogen las deposiciones de su animal de compañía están perjudicando a todos los alcoyanos

En Compromís pensamos que la clave para solucionar este problema está en la responsabilidad de los propietarios y en el consenso. Desde el gobierno se nos ha convocado esta semana en el Observatorio de bienestar Animal y aprovechando que allí están representadas tanto asociaciones animalistas, cívicas y grupos políticos, el concejal Jordi Martínez presentará un documento de consenso que proponga una moratoria en la aplicación de los puntos más controvertidos de la ordenanza, e incorporará ahora otras alternativas para poder identificar a los incívicos.

Deja un comentario