A raíz de las críticas lanzadas por el Gobierno del PSOE en Alcoi respecto al hecho de haber hecho o no huelga a las regidoras de Guanyar Alcoi y Compromís, querría tratar de explicar el porqué desde Guanyar Alcoi hemos actuado cómo hemos actuado y, también, lamentar que el PSOE se alinee con las tesis y críticas de la derecha.

Para situarnos en el tema, volvemos a hablar de la huelga feminista del 8 de marzo. Sí, esa huelga que convocaron las asociaciones feministas, una huelga de 24 h y que no era una huelga al uso… esta que estaba convocada en diferentes sectores, estudiantil, de trabajo, de curas y de consumo, porque todas las mujeres estuvieron representadas y pudieron ser protagonistas de esta reivindicación, cada una en su vertiente, sin tener ni más ni menos protagonismo que cualquier otra mujer.

Una huelga que fue un éxito y que dejó claro que las mujeres ya no estamos dispuestas a ser ciudadanas de segunda, que todas a una y de igual a igual, exigimos nuestro lugar al lado y con los mismos derechos que nuestros compañeros, los hombres.

Parece que este es el primer punto que la regidora del Gobierno, Lorena Zamorano, no tiene claro, puesto que somos muchas las mujeres que hicimos huelga sin convertirse en un número, sin poder ser contabilizadas justo por muchas de las razones que nos han llevado a la huelga: trabajos sin contrato, mujeres que cuidan a familiares dependientes, que cuidan a su familia sin recibir ningún ingreso y como sí sería su obligación, mujeres que tienen sueldos inferiores, que sufren maltratos, etc.

Estas mujeres no hicieron huelga por simple estadística, la hicieron para decir basta a tantas situaciones injustas que vivimos las mujeres y si el gobierno de turno quiere realmente ver la repercusión que tuvo la movilización, sólo tiene que dar un vistazo a las imágenes aéreas de aquel día.

La regidora dice que ha hecho muchas huelga, y no lo pongo en entredicho, pero tiene que saber que en una huelga general el trabajador no tiene ninguna obligación de comunicar que secunda la huelga con antelación y mucho menos por escrito, la trabajadora falta a su lugar de trabajo y basta. Ya le descontarán lo que corresponda.

También se hace algunas preguntas que, como diría su compañero Jordi Martínez, son de primero de sindicalismo.

Habría que dejar claro que el trabajador de una empresa puede simplemente parar e irse de manifestación, puede, sin avisar al empresario, no aparecer por el centro de trabajo toda una jornada declarada de huelga general sin esperar ninguna consecuencia que no sea el descuento de la parte proporcional que le corresponda del sueldo y cotización de la seguridad social y sin que ninguna falta grave manche su expediente.

Pues igualmente un cargo político no tiene la obligación de comunicar que hace huelga antes de hacerla y dado la excepcionalidad de esta del 8 de marzo y como que las regidoras tienen libre disponibilidad de horario podíamos decidir, y así lo hicimos, como hacíamos la huelga y donde dar el sueldo de ese día. Cómo recomendaban las organizadoras, decidimos darlo a cajas de resistencia de movimientos feministas, que estamos seguras harán buen uso de esta donación.

Para nosotros es más importante hacer lo que creemos en conciencia y colaborar en la causa, que ser un número en las estadísticas que es principalmente lo que pide Lorena Zamorano, como si de máquinas estuviera hablando.

Nos hemos parado 24 h, no hemos avisado porque no tenemos obligación de hacerlo, damos la parte proporcional de las 24 horas de huelga que hicimos a movimientos que trabajarán por la causa que nos movilizaba, lo que pasó fue muy grande y le recuerdo que para que las cosas cambien hace falta no hacer las cosas como siempre. La señora Zamorano tendría que saber que la única forma de hacer huelga, no es la suya y que nuestra decisión de renunciar al sueldo de aquel día y darlo a asociaciones feministas es tan válido y noble como la decisión que pueda tomar cualquier otra regidora.

Vicky Llàcer es regidora de Guanyar Alcoi.

Deja un comentario