VACACIONES EN PAZ. – EL PROYECTO

Cuando los saharauis que lograron escapar de la persecución del ejército marroquí, que penetraba por el norte y noreste del país y el mauritano por el sur, huyendo en un éxodo masivo, buscando refugio bajo las alas de los combatientes del Ejército de Liberación Popular Saharaui, se instalaron, por fin, en lo que son ahora los campamentos de refugiados en plena HAMADA, cambió su vida por completo.

En un terreno hostil, con un clima que no conocían, la mayoría y sin la alimentación habitual, los refugiados sufrieron las consecuencias de la adaptación a la nueva realidad. Enero de 1976, marcó aquella evidencia del cambio. Cientos de niños y ancianos murieron deshidratados y afloraron las epidemias que a pesar del esfuerzo de la Media Luna Roja Saharaui y la Media Luna Argelina y la no menos importante ayuda alimenticia de Noruega, no se pudo con el dichoso efecto del cambio.

Se recuerda, las decenas de niños que se enterraron cada día, durante los dos meses cruciales del verano del 76. Ese verano, fue mortífero. La Media Luna Roja no daba abasto y llegó un alivio de los amigos de acogida. El ministerio argelino de Juventud y Deportes ofreció a los refugiados saharauis unas 700 plazas en el campamento de verano de Sidi Fredj, en Argel capital. Supuso un respiro y dada la experiencia, a las autoridades saharauis se les iluminó la vista y sin pensarlo mucho, iniciaron una campaña en el exterior para buscarles lugares de “veraneo” con el único objetivo de salvar a la mayor cantidad posible del horrible trato de la Hamada y su clima.

Se iniciaron contactos con todos los partidos europeos y organismos que, de alguna manera, se solidarizaban con el pueblo saharaui.

La primera respuesta llegó del gobierno argelino que además de becar a más de 2000 alumnos en sus colegios, estaba dispuesto a acoger un número igual, en sus campamentos y albergues de verano.

La diferencia entre los que pasaban julio y agosto en la costa argelina y los que no tuvieron la misma suerte y se quedaban en los campamentos, era evidente. Algunos países se ofrecieron a acoger pequeños grupos de diez y veinte, que no dejaba de ser de agradecer; pero llegó el verano del 79 y a través de gestiones del Partido Comunista de España, por entonces, llegaban a Barajas 100 niños saharauis de los campamentos de refugiados. Fue todo un acontecimiento, no solo por el gesto solidario del partido anfitrión, sino que también por la acogida solidaria de la sociedad española, a pesar de los asuntos políticos y el “aparente compromiso” en que se ponía al gobierno español.

El grupo de niños invitados, se dividió en tres que fueron a Barcelona, Valencia y Andalucía, no sin antes pasar por los estudios de RTVE.

Esta experiencia, dio pie a pensar en ampliarla, dado el éxito y los partidos políticos españoles solidarios, entonces, con el pueblo saharaui, unos por principios y otros por interés electoral.

Ese mismo verano, ya existía una asociación de amigos en Francia y consiguió invitar a otros 100 niños que se repartieron por Bourge, Marseille, Le Mans y Alby.

A partir de este verano, la mayoría se salvaría del intenso calor de julio y agosto de la Hamada. Y gracias a la generosidad de los pueblos del Estado español y a los activistas y asociaciones de amigos del pueblo saharaui, se iniciaría un programa social y humanitario que se bautizó con el nombre: “VACACIONES EN PAZ”.

REALIDAD HOY, DEL PROYECTO “VACACIONES EN PAZ”

La Federación de Asociaciones de Solidaridad con el Pueblo Saharaui (FASPS), pone en marcha un año más la iniciativa ‘Vacances en Pau’, con la que cada año decenas de niños y niñas del Sáhara Occidental pasan el verano en la C. V. para recibir cuidados y atención médica antes de volver a los campamentos donde residen.

Ya se ha aprobado el programa para este verano 2018, pero ahora la Federación se encuentra con el problema de que no hay familias que hayan dado un paso al frente para acoger a uno de estos niños.

Es por eso que se acude a la prensa y en general medios de comunicación para dar a conocer el problema y encontrar las familias solidarias que puedan acoger el exceso de población infantil escolar a la espera de estas familias.

La Asociación Sàhara Lliure de Paterna en particular, a la que pertenezco, y la Federación como órgano asociativo de todas las asociaciones de amigos del pueblo saharaui pone a disposición de las familias interesadas los contactos necesarios para más información:

www.ongsaharalliure.paterna.biz
sahara_lliure_paterna@hotmail.com
tels: 665217994 y 650647627

http://saharaui.org/
info@saharaui.org
tel: 963942435

Deja un comentario