• El Acuerdo Social por el Agua aspira a promover un modelo basado en una gestión más democrática, transparente, sostenible y justa de los recursos hídricos.

Este viernes 11 a las 19:00 de la tarde, en la Biblioteca María Moliner de Orihuela, Pedro Arrojo, Diputado del Grupo Confederal Unidos Podemos y profesor emérito de Análisis Económico presentará el Acuerdo Social por el Agua junto a Julia Martínez, Directora Técnica de la Fundación Nueva Cultura del Agua. Este acto, en el que participaron también las candidaturas municipalistas de Cambiemos Orihuela y Sí Se Puede Redován, se celebró tras la visita del diputado de Unidos Podemos a los concejales y concejalas del Cambio de Finestrat y Pilar de la Horadada.

Este Acuerdo Social por el Agua, impulsado por más de 50 asociaciones de ámbito estatal, «está enmarcado en el contexto del desafío que supone el cambio climático, por una parte, y las presiones privatizadoras en torno a los derechos del agua», tal como reza el propio texto. Dos problemáticas que fundamentan la necesidad de una gestión más democrática del agua.

Tal como señala Pedro Arrojo, experto en Economía del Agua y diputado de Unidos Podemos, «necesitamos unas políticas hídricas que rompan con la vieja cultura del hormigón y las tramas de corrupción en torno al agua». Por ello defienden una Acuerdo que, tal como señala el documento, «se sitúa frente al cambio climático, en defensa de nuestros ríos y por el agua pública, y aspira a promover un modelo basado en una gestión más democrática, transparente, sostenible y justa de los recursos hídricos tanto en el ámbito agrícola como en lo relacionado con el suministro y saneamiento de agua potable.»

El Acuerdo del Agua busca detener los procesos de deterioro, apropiación y sobreexplotación de ríos y acuíferos y avanzar hacia un desarrollo sostenible de cada territorio. También propone contener la expansión descontrolada e insostenible de demandas hídricas vinculadas a la depredación urbanística o el nuevo regadío, fortalecer jurídicamente la regulación del Derecho Humano al Agua y al Saneamiento y «acabar con la corrupción asociada a la transformación del agua y los servicios de abastecimiento y saneamiento en grandes negocios privados en torno al agua».

Sus firmantes ven este acuerdo especialmente relevante para la Comunitat Valenciana y la Vega Baja y recuerdan que la cuenca del Segura sufre en estos momentos el mayor estrés hídrico de toda Europa continental. «La pequeña y mediana agricultura de la comarca, especialmente el regadío tradicional, está siendo absolutamente asfixiada mientras se especula y derivan recursos hídricos hacia los intereses del ladrillo y el gran agronegocio,» explica Karlos Bernabé, concejal de Cambiemos Orihuela. En Orihuela y la Vega Baja ponen el ejemplo del río Segura «que sigue sufriendo una contaminación intolerable y está siendo absolutamente expoliado; algunos sectores políticos hablan de traer aguas de otros territorios mientras ocultan que nos están robando nuestros propios ríos y entregando su agua a sectores vinculados a la especulación».

Por otra parte, respecto a la necesidad de garantizar el Derecho Humano al Suministro y Abastecimiento del Agua, Víctor Ros, edil de Sí Se Puede Redován recuerda que «la mayoría de municipios de la Vega Baja tienen privatizado los servicios de abastecimiento y saneamiento. De hecho, Redován es de los pocos municipios que mantienen el agua bajo control público aunque, como denuncia el concejal, «el actual gobierno está intentando, por segunda vez en la historia del municipio, privatizar el servicio, tras un intento fallido en 2010 que fue paralizado por un proceso de corrupción.»

Deja un comentario