Canviem Alaquàs suscribió el pasado mes de abril  la moción propuesta por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado para mostrar apoyo a la activista Helena Melero, quien debe enfrentarse a un juicio en Marruecos por desempeñar labores humanitarias, así como a los tres bomberos sevillanos pertenecientes a PROEMAID. Pese a que estos últimos fueron posteriormente puestos en libertad sin cargos, señalan que “es necesario seguir actuando desde las instituciones para proteger el creciente número de activistas que está siendo detenido y juzgado por ejercer labores de rescate”.

El grupo municipal celebra que fuese la propia Comisión (CEAR), a través de su representante Jaume Durá, la que realizase la lectura y defensa de la moción en el Pleno, cosa reservada a los grupos políticos en estos momentos. Según Mar Blanch, “cuando la ciudadanía alza la voz se tiene que habilitar el espacio en las instituciones para que pueda ser oída”.

Desde la formación morada denuncian las constantes violaciones de los derechos humanos ejercidas sobre las personas migrantes, la pasividad de las instituciones ante las miles de personas que han perdido la vida en el mar mediterráneo, el endurecimiento de las políticas fronterizas a través de acuerdos ilegales con países no seguros según la ONU, las devoluciones en caliente declaradas como ilegales por los tribunales europeos y la pasividad de los gobiernos europeos con las redes de trata de personas.

El partido Canviem Alaquàs señala que es necesario tener en cuenta una serie de datos para comprender la importancia del conflicto de Siria, por ejemplo: “más de 350.000 personas han muerto en el transcurso de la guerra; más de 13,1 millones necesitan ayuda humanitaria; desde 2014, el número de gente que muere ahogada en el Mediterráneo supera los 14.000.” Afirman, a su vez, que “las instituciones europeas y españolas no están cumpliendo con su tarea: de los 160.000 refugiados que se acordó recibir en Europa, a finales de 2017 solo se habían acogido 28.000, un 18% del total. En el caso de España, solo se ha asistido a 1910 personas, lo cual supone un 11% de la cifra a la que se comprometió el gobierno. La actitud irresponsable de los líderes europeos está permitiendo que este conflicto se cobre cada día más víctimas, lo que está sucediendo es un auténtico genocidio.

No obstante, desde el grupo municipal ponen en valor las iniciativas de la sociedad civil para tratar de realizar una labor que no llevan a cabo los estados occidentales. Podemos, señala que, sin embargo, “las instituciones no solo no están ayudando si no que impiden que se desarrollen estas iniciativas solidarias desinteresadas, enfrentando a juicios y reteniendo a los activistas que se exponen a las inclemencias del océano para tratas de salvar vidas humanas.

Por ello, todos los grupos municipales de Alaquàs, junto con los activistas de la plataforma Obrim Fronteres, realizaron una muestra de solidaridad con los tres bomberos españoles de PROEMAID, que posteriormente fueron liberados, así como con la activista Helena Melero, todavía pendiente de juicio. Señalan que es necesario reafirmar el compromiso que tanto el Ayuntamiento de Alaquàs como otras instituciones de nivel nacional deben cumplir a la hora de ofrecer ayuda humanitaria. Como muestra de solidaridad, el grupo Canviem guardó silencio durante el debate de la moción y permaneció de pie mostrando pancartas en respaldo de estas organizaciones. Según su portavoz, Mar Blanch, “en ocasiones, un escrito en la institución no es suficiente. En ocasiones, hay que levantarse del sillón e intentar estar a la altura.

Deja un comentario