• El encuentro estatal celebrado en Castelló concluye con un manifiesto que reclama un “cambio de paradigma” para abordar la vía de la regularización.

  • El denominado Manifiesto Verde de Castelló ha sido suscrito, además de por Podem, por diecisiete entidades sociales de toda España

El Cercle Cànnabis Podem PV ha presentado un manifiesto con diez puntos troncales como conclusión a su encuentro estatal celebrado el pasado 21 de abril bajo el lema “El Reto de Legalizar el Cànnabis“, en el que participaron diputados nacionales y de diversos parlamentos autonómicos de Podemos, junto a médicos, expertos universitarios y representantes de la sociedad civil. En estos diez apartados se intenta «alentar un debate social e impedir que se aborde desde lógicas reduccionistas o que se desacredite con tópicos y prejuicios sin sustento científico,» al tiempo que reclaman mantener este debate «desde un lenguaje no estigmatizador.»

El manifiesto pide avances en el tratamiento político, administrativo y penal del cànnabis y advierte de un cambio de percepción social respecto a su consumo, al tiempo que lo sitúa en un entorno internacional cada vez más proclive a su regulación. Javier Miravete, presidente de la Asociación Terapéuticas Hierbas de Castelló destaca que «las políticas prohibicionistas además de discriminatorias han demostrado su ineficacia y se muestran fracasadas. El momento internacional es favorable a un cambio de paradigma en relación con el cannabis. Son muchos los estados en todo el mundo que han iniciado la vía de la regulación.»

El diputado autonómico de Podem, Antonio Montiel apunta que «ese cambio de paradigma pasa por colocar en el centro del debate a las personas con sus derechos individuales y sociales y no a la sustancia en sí. Un camino que ya han iniciado Uruguay, Portugal o Canadá.»

El manifiesto abunda en una doble línea terapéutica y de respeto a los derechos civiles, apostando por la regulación del autocultivo y la dotación de  seguridad jurídica a las fórmulas asociativas que garantice a su vez los derechos individuales. El manifiesto concluye advirtiendo de los importantes beneficios económicos y sociales de una regulación planteada en función de un debate que debe ser «público y apoyarse en la presión de los movimientos sociales y el trabajo de expertos y activistas combinado con el trabajo institucional. Es preciso impulsar un plan estratégico que implique a todos los sectores e incorpore todas las dimensiones, la social, la política y la económica.»

En el Manifiesto suscrito por diecisiete organizaciones de toda España, se asegura que «una regulación integral presenta importantes ventajas sociales y supone una oportunidad para el mundo rural haciendo surgir nuevas economías locales que pueden mejorar las condiciones de vida de muchas familias. Contribuye además a generar empleo y actividad económica, así como nuevas aportaciones a la Seguridad Social y a la Hacienda pública».

El diputado de Podem, Antonio Montiel, señala entre los beneficios adicionales de una regulación integral el «acabar con los mercados irregulares y los daños colaterales que estos provocan, así como con la delincuencia organizada asociada.»

El encuentro estatal “Podemos Cannábico. El Reto de Regular el Cánnabis” se celebró el pasado 21 de abril en Castellón, organizado por el Círculo Sectorial Cannabico Podem País Valencià con la colaboración del Círculo Cannabico Estatal y diferentes organizaciones y entidades sociales.

Deja un comentario