El Ayuntamiento de Paterna medio finaliza las obras incompletas de Jacinto Benavente.

Tras varios meses de demoras, por fin han terminado los trabajos de urbanización y canalización del agua en un tramo de la calle Jacinto Benavente del barrio de Alborgí.

Pero, si bien se han mejorado las aceras para la circulación de los peatones, así como su accesibilidad, estas obras están incompletas, ya que queda pendiente la solución con el cruce de la calle de los músicos Mallent y Merí. Hay que tener en cuenta que ahora las aceras de Jacinto Benavente pasan a tener un ancho de 5 metros, mientras que las aceras de Mallent y Merí tienen tan solo un ancho medio inferior a los 90 cm., con lo que resulta imposible la circulación de un usuario en silla de ruedas, e incluso no es posible que unos padres se desplacen con un carrito de bebés.

Queremos recordarle a la concejalía del área de Infraestructuras que desde el Pleno municipal ya se aprobó la ampliación de las aceras de la calle Mallent y Merí, pues el ancho de la calle es suficiente para permitir la ampliación de las aceras, manteniendo el aparcamiento en cordón actual, además de la circulación de vehículos de mayor volumen como un camión de basura o uno de bomberos.

La no ampliación actual de las aceras significa que, cuando se realicen las obras, nuevamente se deberán modificar las obras recién terminadas, es decir, levantar otra vez las aceras, lo que por otro lado ya ha producido bastantes molestias en el vecindario dada su larga duración.

De Juan Pedro González Clemente miembro de Paterna Accesible.

Deja un comentario