Se cumplen ya 5 años de la aprobación de la Ley de Protección de la Seguridad
Ciudadana, popularmente conocida como ley mordaza, a pesar de que una mayoría
social reconoce que representa un RECORTE de derechos civiles y políticos y, una
limitación al ejercicio de las libertades de manifestación, opinión y expresión y, cuando
además, tanto el PSOE como Unidas Podemos se han comprometido reiteradamente a su
derogación.
La Iaioflauta Amparo Molina ha recogido 2.500 firmas que mandará al Presidente del
Gobierno de España, solicitando la derogación de la ley mordaza y el archivo de su
causa. Amparo manifiesta que “no pueden ser considerados como delitos libertades tales
como la de expresión, información o manifestación, recogidos en los artículos 20 y 21 de
la Constitución Española, que reconocen y protegen el derecho a expresar y difundir
libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, así como al de
reunión pacífica”.
Recordemos que la ley mordaza del gobierno de Rajoy es heredera de la ley de la
patada en la puerta del gobierno de González, y que forma parte de un conjunto de
retrocesos legales y penales, como los cambios en la Ley de Enjuiciamiento Criminal o las
sucesivas reformas del Código Penal, siempre en sentido restrictivo y punitivo, que
suponen un retroceso de las libertades fundamentales de las personas. Son recortes de
derechos civiles y políticos, para limitar el ejercicio de las libertades de manifestación,
opinión y expresión.
En una semana Amparo Molina ha recogido 2.500 firmas que, junto a una carta, hará
llegar a Pedro Sánchez Pérez-Castejón, Presidente del Gobierno de España; a Gabriela
Bravo Sanestanislao, Consellera de Justicia, Interior y Administración Pública; y a María
Teresa Gisbert Jordá, Fiscal Superior de la Fiscalía de la Comunitat Valenciana. Amparo,
de 64 años y natural de Vilamarxant, suele ser una habitual en las manifestaciones por
los derechos sociales en Valencia y pueblos vecinos con el movimiento de los Iaioflautas.
Recordemos que los Iaioflautas son un colectivo de jubilados y pensionistas que lucha
para defender sus derechos y el de las siguientes generaciones. Son mayores, pero se
sienten jóvenes de espíritu y se manifiestan en defensa de todas las causas justas. Sus
acciones siempre son pacíficas y únicamente tienen la intención de llamar la atención de
los medios de comunicación sobre problemas sociales, políticos, económicos o culturales.
Más de 230 organizaciones como Amnistía Internacional o Greenpeace denuncian la poca
calidad democrática de la ley mordaza en el Manifiesto: “5 años de mordazas ¡Basta!
Por una nueva legislación que garantice los derechos humanos”. La normativa, que
parece tener los días contados, necesita de voluntad política para su derogación, que ya
llega tarde para cientos de personas que han sufrido condenas, cárcel y multas por
ejercer su derecho de opinión o de manifestación. Y por ello no se puede permitir que
llegue tarde para Amparo.
#TodasSomosAmparo.
#5AñosDeMordazas
¡Basta ya de mordazas!

Deja un comentario