La coalición pide una reunión a PSPV y C’s para estudiar la posibilidad de pactar una agenda de regenere la institución después de constatarse el diseño de un proceso contable exclusivo para el partido del presidente Carlos Mazón y que le excusaría de acreditar en qué se gastó casi medio millón de euros de su subvención pública.

12 de marzo de 2021

Compromís ha enviado sendas invitaciones a PSPV y C’s para reunirse el lunes que viene y plantear una agenda de regeneración en la Diputación de Alicante, una vez se ha conocido el diseño exclusivo para el PP de un proceso para disculpar su actuación fraudulenta en la justificación del gasto de casi medio de euros entre 2015 y 2017 de su subvención como grupo político.

Les hemos pedido una reunión a primera hora del lunes. Les proponemos un pacto de regeneración , les vamos a proponer una alternativa: 1)sacaremos al PP después de 30 años gobernando del tirón. 2) que el PP devuelva el medio millón de euros que no han acreditado. Y 3) no sería descabellado que ustedes presidieran esta institutición. Así dejaríamos de hablar de inoperancia, no estaríamos a vueltas con cómo usa el PP la subvención pública que recibe, un partido que lleva gobernando del tirón 30 años con una clara vocación por la no transparencia. Les proponemos un pacto de futuro e ideas y no contraideas, un pacto de caras nuevas para una institución que necesita cambio. Queremos dejar de hablar de corruptelas y de banderas y pasar a hablar de ideas y gestión”, ha manifestado Gerard Fullana durante el pleno extraordinario que se ha celebrado este viernes.

Actualmente en Diputación existen dos vías en cuanto a la fiscalización de las cuentas de los grupos políticos: Uno en el cual está inmerso la oposición y en el que se ha iniciado un proceso de devolución de dinero público por cantidades previamente acreditadas; y otro en el que se encuentra únicamente el grupo político del Partido Popular, que no ha acreditado el uso de 446.000 euros que ingresó en una cuenta del partido.

El pleno provincial ha votado este viernes un informe que constata que el PP no acreditó sus cuentas conforme a la normativa de la Diputación como sí hicieron el resto de grupos y que además permite a los populares una vía externa de fiscalización mediante auditoria privada, que se adjudicará a dedo y que supone un movimiento in extremis para evitar que los tribunales pidan la devolución de los ingresos al Partido Popular sin justificar.

Deja un comentario