Problema estructural en el puente de Sant Jordi

0
29

Ganar Alcoi apunta como problema estructural del puente de Sant Jordi a la carbonatación y no a la grieta de uno de los estribos

El regidor de obras y servicios Jordi Martínez informó en junio de este mismo año respecto al puente de Sant Jordi, que hay informes técnicos encima la mesa que señalan deficiencias en la estructura, concretamente en uno de los estribos (lo más cercano al Hotel Reconquista), que sufre daños por una grieta, según informaron.

Tal como expone el coportavoz de Ganar Alcoi Pablo Gonzàlez: “creemos que hay un problema mucho mayor que el de la grieta que señalaba Jordi Martínez, tenemos información la cual señala que la rendija ya sido allí desde hace decenas de años y que los problemas estructurales más serios pueden deberse de a una carbonatación de la estructura“.

El hormigón es un material de naturaleza porosa que contiene disueltos hidróxidos de cal, de sodio y de potasio. La carbonatación entonces es un proceso, dicho de forma llana, de oxidación del hormigón. Cuando entra en contacto el dióxido de carbono de la atmósfera junto con agua, el hormigón sufre un desgaste que, en caso de ser armado, como es el caso del puente de Sant Jordi, las armaduras empezarán a estar desprotegidas y se producirá un proceso de oxidación que traerá a una expansión de estas y a una rotura del hormigón. El caso es que el hormigón por un lado pierde sus propiedades y se debilita, provocando una mayor fragilidad en la estructura.

El coportavoz y próximamente regidor de Guanyar Alcoi remarca que “la grieta de la cual se hace mención muy seguramente apareció a los inicios de la construcción del puente, a finales de los años 20, cuando el terraplén que hay tocando al estribo más cercano a la calle puente de Sant Jordi, no se rellenó hasta meses después de acabar la obra y hubiera podido provocar tensiones que acabaron para agrietar parte de la estructura y, una vez llenado el terraplén, se asentó y no ha sufrido apenas variaciones ni tampoco ha supuesto un peligro estructural“.

Lo que tendría que preocuparnos realmente es la cohabitación que se haya podido producir con los vapores que tiraba la fábrica de la Estambrera, que ha podido producir y acelerar un proceso de carbonatación de la estructura” afirma Gonzàlez, que pide en el Gobierno del PSOE que “notifique aquellas informaciones que tiene sobre estos hechos. Ya en los años 90, el arquitecto municipal Pepe Briet encargó un informe en el cual se señalaban problemas de carbonatación en las cuatro pilastras del principio y recomendaba algunas actuaciones preventivas. Sería interesante que, si no hay información al respeto, que se estudie qué parte estructural del puente está afectada por la carbonatación, qué actuaciones harían falta para revertirla y si los vapores que ha ido tirando durante años la Estambrera, han podido acelerar una degradación de la estructura del puente de Sant Jordi“.

Deja un comentario