Éxito de convocatoria y debate en la conferencia del excoordinador general de IU, organizada  por Esquerra Unida de Aldaia.

Durante el debate se convocó a las próximas movilizaciones del 22 de marzo en Valencia.

Tras unas breves palabras introductorias de M.ª Ascensión Torrijos, Coordinadora de Esquerra Unida de Aldaia, el excoordinador de IU federal, Cayo Lara, inició su exposición planteando que “cada cierto tiempo” se dice que el sistema público de pensiones está “en riesgo“, con el objetivo de que “se incrementen los planes de pensiones privados“. “Esta mentira, señaló, se debe desmontar y por eso las convocatorias que desde Izquierda Unida-Esquerra Unida, los sindicatos de clase y otras plataformas se vienen organizando para que los trabajadores y trabajadoras no se dejen engañar y peleen por sus pensiones, por las de hoy y por las de sus descendientes, las cuales pretenden  empeorar“.

Cayo Lara continuó diciendo: “Las pensiones no están en riesgo. Nuestro país muestra un aumento anual del PIB que indica que sigue creciendo la riqueza nacional. Otra cosa muy distinta es cómo se reparte esta riqueza. Y aquí hay que señalar las reformas de los sucesivos gobiernos, introducidas bajo la falsa excusa de que la hucha de las pensiones se estaba vaciando. Falsa excusa, porque lo ocurrido en realidad es que mientras desviaban dinero de las pensiones a otros gastos del estado (como los 30 mil millones empleados para “salvar la banca privada”), por medio de sucesivas reformas legislativas recortaban derechos y cuantías. Así, la primera reforma de calado la hizo en 2011 el Gobierno socialista de Zapatero, retrasando la edad de jubilación y ampliando los años de cálculo, mientras que en 2013 también el Gobierno Rajoy impuso un ajuste de las pensiones pactado con Bruselas para recortar cada año cinco mil millones de gasto en pensiones. Reforma, esta última, realizada introduciendo los conceptos de sostenibilidad (a mayor esperanza de vida menores cuantías) e índice de revalorización (aumento de cuantías desvinculado del coste de la vida)”.

La evolución que ha seguido nuestro sistema de pensiones, sigue diciendo Cayo, muestra a las claras como este se ha ido deteriorando premeditadamente y que si no cambiamos las cosas ahora los y las pensionistas del futuro lo pasarán mucho peor”. Solo algunos datos presentados en cascada por el excoordinador general de IU: “desde 1982 hasta ahora, las cotizaciones de trabajadores y trabajadoras al sistema de la Seguridad Social han sido 162.000 millones de euros más que lo cobrado por los y las pensionistas. Y si a esa cantidad entregada a las arcas del Estado e invertida por los Gobiernos en otros menesteres (rescate Banca, autopistas, entre otros) se aplicara un tres por ciento de la subida del interés anual, tenemos unos 300.000 millones de euros aportados de más por los trabajadores y trabajadoras y no cobrados por los y las pensionistas durante estos 35 años”.

Otro dato muy importante es que “las mujeres cobran un 37% menos de media que los varones”. “Además, tampoco podemos ignorar que actualmente el 46% de los pensionistas cobra menos de 736 euros al mes. Es decir, un total de 4,2 millones de jubilados y jubiladas perciben una pensión inferior al Salario Mínimo Interprofesional, situado en 735,89 euros al mes. Si tomamos como referencia 1000 euros son el 63,8%, 5,84 millones, casi dos tercios, los y las pensionistas que no alcanzan esa cifra. Teniendo en cuenta a la luz de estas cifras que el INE sitúa el riesgo de pobreza en el Estado Español en los 8.209 euros anuales, actualmente se encuentran en nuestro país 4,72 millones de mayores de 65 años en esa situación”.

El excoordinador federal de IU también insistió en el desequilibrio del sistema tributario. “Desde que empezó la crisis, han aumentado los impuestos del Estado por IRPF y por IVA pero el de Sociedades está contribuyendo con un 47% menos, que son 20.000 millones de euros menos anuales a las arcas de la Hacienda Pública. Lo que demuestra que hay recursos suficientes, pero no voluntad política del Gobierno de buscarlos para hacer frente al incremento de pensiones y pensionistas que se prevé en los próximos años. Se trata de una injusticia de clase: solo los ricos podrán pagarse buenas pensiones (privadas) y el resto que se resigne a la pobreza”.

En relación a las propuestas de Montoro, Cayo Lara ha advertido que seguramente se producirán porque estamos en etapa electoral, ha pedido que “se deje de insultar a las personas pensionistas y que el PP (y el PSOE) abandonen la táctica de la zanahoria, porque las subidas propuestas no afectan a un 63% de pensionistas, más de 5 millones, que cobran menos de 12.000 euros al año, lo que supone un parche en la sangría que están produciendo en el sistema”.

Ante estos hechos, dijo Cayo por último, “para garantizar unas pensiones públicas dignas hacen falta una serie de medidas. Gravar más los capitales y las rentas altas, de manera que se redistribuya mejor la riqueza y pueda cubrirse el sobrecoste anual de como mucho diez mil millones que supondría equiparar las pensiones a un mínimo de 800 euros mensuales. Igualmente, hay que pagar el funcionamiento de la Seguridad Social de los Presupuestos Generales del Estado, en lugar del fondo de pensiones. Además, hay que dejar de perdonar el IRPF a las rentas y salarios mayores de 3000 euros. En definitiva, lo más determinante para defender las pensiones de hoy y las venideras es luchar para acabar con todas estas medidas neoliberales, tanto en la calle como a la hora de ejercer nuestro voto, sabiendo qué partido político impone estas políticas nefastas para el futuro de las pensiones, entre otras.

A continuación, Nicolás León abrió un turno de intervenciones y preguntas donde se informó que el próximo 17 de marzo está prevista a nivel estatal una nueva jornada de movilización general en defensa del sistema público de pensiones, convocada de nuevo por las centenares de plataformas y mareas pensionistas de base agrupadas en la Coordinadora Estatal en Defensa del sistema público de pensiones. CCOO y UGT también se han sumado a esta convocatoria, que en el caso del País Valencià se llevará a cabo el 22 de marzo, una vez finalizadas las fiestas falleras.

Entre las principales reivindicaciones de la movilización, destacan la exigencia de revalorización de las pensiones según el IPC y la recuperación del poder adquisitivo perdido, denunciando la mísera subida del 0’25% que establece la reforma de las pensiones de Rajoy, y la exigencia de pensiones dignas con un valor  mínimo de al menos el Salario Mínimo Interprofesional. E igualmente se plantea la derogación de las dos últimas reformas de pensiones, la del PSOE y la del PP, que están en la base de la caída presente y futura de las pensiones públicas.

Más información

Juanjo Llorente.
Concejal Portavoz EU Verds de Aldaia

Deja un comentario