Este mes, se ha firmado el convenio colectivo de la empresa pública ALEM y el Ayuntamiento de Alaquàs después de dos años de negociaciones entre comité de empresa y consejeros delegados.

Recordar que ALEM surgió en un momento dado como herramienta para poder hacer frente a la crisis económica local que con una deuda de más del 109% impedía contrataciones nuevas. Las políticas de privatización entre el 1999 y 2007 por parte del PSOE, hicieron necesaria volver a municipalizar ciertos servicios, como medida de ahorro económico.

Los trabajadores pasaron, entonces, subrogados con sus diferentes convenios habiéndose mantenido esta situación con cuatro convenios diferentes y altos contrastes en cuanto a reconocimiento de derechos.

En estos dos años, se ha trabajado para poder igualar la situación de dichos empleados, facilitando además la movilidad de los mismos dentro de la empresa.

Por parte de Canviem entre Tots, se ha realizado un seguimiento de dichas negociaciones, realizando una propuesta muy concreta para que se incluyera en el preámbulo del convenio: en cuanto que desde este grupo se considera que los trabajadores que realizan un servicio público no han de tener diferencia de trato según el contratante, se planteó que se recogiera en el preámbulo una declaración con una clara intención de igualar en condiciones a los trabajadores de ALEM con el personal laboral del Ayuntamiento. Dicha propuesta no fue aceptada por el resto del Consejo de administración con representantes de todos los grupos municipales.

En palabras de la portavoz de Podemos, Mar Blanch “las empresas públicas no deberían considerarse como herramientas que minoren derechos de los trabajadores, creando dentro del ámbito de lo municipal trabajadores de primera y trabajadores de segunda. El argumento de que la empresa pública es otra cosa, no nos sirve. Nuestra línea no pasa por externalizar servicios, sino todo lo contrario, con lo cual no podemos aplicar los principios de la externalización a la empresa pública”.

Es por este motivo por el que Canviem entre Tots se abstuvo en la aprobación del Convenio colectivo, porque según afirma Blanch “respetamos profundamente la negociación llevada a cabo por los trabajadores, pero no podemos avalar el posicionamiento que el resto del Consejo de administración adopta frente a lo que significa nuestra empresa pública”.

En Podemos Alaquàs tomamos este convenio como punto de partida en las mejoras sociolaborales que aplicaremos si gobernamos en la próxima legislatura, para que lxs trabajadorxs  de ALEM tengan un convenio colectivo en igualdad de derechos que el personal laboral del ayuntamiento, equiparando a todos con derechos del S.XXI.

Deja un comentario