Todos los grupos políticos de la Cámara Alta firman un texto de rechazo a la pena capital e instan al Gobierno de España para que inicie contactos con Malasia, país en el que ha sido condenado Víctor Parada.

Víctor Parada, ciudadano boliviano que durante más de siete años residió en Alcoi (Alicante), permanece desde 2013 preso en Malasia, donde ha sido condenado a morir en la horca. Su familia, que posee la doble nacionalidad española-boliviana, reclama desde Alcoi, donde residen desde hace años, que las autoridades españolas y bolivianas se impliquen en el caso para conseguir que se le conmute la sentencia a Víctor Parada.

La Senadora alcoyana Vicenta Jiménez ha estado en contacto con la familia de Víctor Parada y ha estado trabajando para que el Senado de España, a instancias de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea y con el apoyo de todas las fuerzas políticas con representación en la Cámara Alta, ha realizado hoy una declaración institucional en la que “reitera explícitamente su firme e inequívoca oposición a la pena de muerte en cualquier circunstancia y en todos los casos, así como su compromiso por la abolición de la pena capital en todas aquellas legislaciones en las que aún está vigente en el mundo”.

El texto hoy aprobado “solicita al Gobierno español, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, que se interese ante las autoridades de Malasia sobre la situación del ciudadano Víctor Parada”.

Deja un comentario