Los grupos de la oposición Partido Popular, Compromis, Unides Podem y Veïns Per Massamagrell, acordaron y posteriormente aprobaron, junto con el resto de partidos políticos, una rebaja mayor para los vecinos de Massamagrell en el tipo impositivo del IBI para el año que viene respecto a la que proponía el gobierno socialista. Una medida que va a afectar a todas las casas y pisos de Massamagrell y va a ayudar a la gente en estos momentos tan necesitados para la gran mayoría de la población. El gobierno socialista hizo una propuesta por la que el ayuntamiento dejaría de ingresar 16.000 euros el año que viene respecto a la previsión de ingresos de este 2020, mientras que con la propuesta de la oposición, el ayuntamiento dejará de ingresar casi 70.000 euros que se ahorrarán los vecinos. Una cantidad considerablemente mayor y que se quedará en los bolsillos de los contribuyentes.

La propuesta fue realizada por el portavoz de Compromis en la comisión de septiembre, una propuesta que habían negociado previamente algunos partidos de la oposición y que son mayoría en el Pleno (PP, Compromis, Veïns per Massamagrell y Unides Podem).

Según estos partidos esta rebaja, para un presupuesto de 10 millones de euros y con un superávit de 6 millones, es perfectamente asumible por el Consistorio, y supone un pequeño esfuerzo para el ayuntamiento pero una medida que afecta a todos los vecinos y vecinas de nuestro pueblo en estos momentos tan difíciles de crisis económica que se va a alargar mínimo hasta al 2021.

La propuesta fue asumida por el gobierno local y presentada en la comisión de hacienda de octubre y hoy se ha aprobado en el pleno ordinario de este mes. Gracias a ella, los vecinos pagarán mucho menos que con la propuesta inicial de los socialistas y beneficiará a todas las familias de Massamagrell.

Deja un comentario