La iniciativa, incluida en la Ley de Acompañamiento a los presupuestos de la Generalitat 2022, sale adelante con los votos de los partidos del Botànic e insta al Consell a modificar la ley de ordenación del territorio, urbanismo y paisaje en lo que se refiere a proyectos como el del Puerto de Alicante, que estén actualmente en tramitación y contemplen almacenes de productos petrolíferos de más de 5.000 hcᶟ de volumen. Este tipo de actividades deberá realizarse al menos a un kilómetro de distancia de zonas urbanas.

7 de diciembre de 2021

Una enmienda a la Ley de acompañamiento de los próximos presupuestos autonómicos, aprobada el pasado viernes en Les Corts Valencianes por los partidos del Govern del Botànic, ha puesto coto a las actividades industriales como el proyecto de macrodepósitos de combustibles contemplado en el Puerto de Alicante y que cuenta con el rechazo vecinal.

La iniciativa insta al Consell a modificar la ley de ordenación del territorio, urbanismo y paisaje (LOTUP) en referencia a aquellos tanques con capacidad de almacenar más de 5.000 hcᶟ de productos petrolíferos situados en el interior de un puerto y que no sean una instalación estratégica del Estado. De acuerdo con la enmienda aprobada, estos deberán situarse al menos a 1000 metros de distancia contados desde el perímetro exterior de la instalación hasta la zona más cercana de suelo residencial, dotaciones educativas o sanitarias, y suelo de uso terciario especial.

Compromís encuadra esta iniciativa en el marco de rechazo ciudadano al proyecto de macrodepósitos planteado en el Puerto de Alicante y en la potencial peligrosidad que hay detrás de un tipo de actividad que en los últimos años ha registrado accidentes mortales en lugares como Puertollano, Tarragona o Beirut.  La enmienda aprobada impulsa así un cambio a la LOTUP que solo resultaría aplicable a proyectos en tramitación.

Los valencianistas valoran muy positivamente el paso dado desde Corts por los partidos que sustentan el Govern del Botànic, pero destaca la incoherencia que supone que los partidos de la derecha, que gobiernan el Ayuntamiento de Alicante y rechazan este proyecto en pleno municipal, hayan acabado votando contra la enmienda. Más incluso, cuando hace apenas un mes estos mismos partidos -salvo Vox- votaron en la comisión parlamentaria sobre Medio Ambiente, Agua y Ordenación del Territorio a favor de una proposición no de ley presentada por Compromís contra los planes de la Autoridad Portuaria de Alicante.El portavoz valencianista en el ayuntamiento alicantino, Natxo Bellido ha señalado los problemas que tiene la derecha cuando el debate se centra entre intereses económicos y cuestiones como la seguridad ciudadana o el medio ambiente. “Valoramos de forma muy positiva el trabajo del grupo parlamentario de Compromís y el resto de partidos del Botànic para tener una ciudad y un puerto más seguros, donde determinadas actividades Industriales no se puedan desarrollar cerca de la población, de los barrios de la ciudad de Alicante. Creemos que es el camino que hay que tomar para tener un puerto más sostenible y con una relación más amable con Alicante. Por eso no entendemos la actitud y voto en contra de los partidos de la derecha”, ha señalado Bellido

Deja un comentario