La diputada del Grupo Parlamentario Confederal Unidos Podemos, En Comú Podem, En Marea ha dirigido una batería de preguntas al Gobierno sobre los recortes en la plantilla de RENFE para que explique cómo la disminución de trabajadores y trabajadoras y la falta de reposición afecta al servicio público ferroviario valenciano.

Rosana Pastor denuncia que en los últimos meses la disminución del personal en la empresa pública Renfe Operadora ha sido tan drástica que “se está poniendo en peligro, en algunos casos, el mantenimiento del servicio público ferroviario. Hasta hace pocos meses, Renfe paliaba esta falta de personal de diferente manera, aunque sin llevar a cabo una política coherente de ingresos en las categorías más afectadas”.

Pastor alerta que “hasta hace unos meses, Renfe había suprimido trenes de manera puntual por cuestiones técnicas de los vehículos, o contratiempos en tiempo real del personal a cargo del servicio, pero nunca como hasta ahora por falta de personal en la plantilla. La tónica ha cambiado y ahora Renfe ha suprimido centenares de trenes y circulaciones por falta de personal, en la mayoría de casos maquinistas y en especial en el ámbito territorial de Cercanías y Media Distancia de Valencia. Supresiones, que oscilan entre los 7 a 8 trenes al día llegando a los 33 en fechas de mayor incidencia y todo debido, insisto, a la falta de plantilla y a la nefasta planificación en la reposición del personal”.

Según los datos expuestos por la diputada valenciana “en el año 2016 las trabajadoras y trabajadores que se desvincularon de la empresa Renfe fueron 775, además de las que lo hicieron por diferentes fórmulas o por fallecimientos. Para el presente ejercicio,
hay aprobadas 750 desvinculaciones, que ya llevan meses ejecutándose, lo que sumarán más de 1500 personas en un periodo de dos años, en una plantilla de menos de 14.000 trabajadoras y trabajadores y de la que apenas 11.000 es personal operativo. Ello supondrá que cerca del 11% de la plantilla dejará de operar en un periodo muy corto de tiempo”. A este respecto ha añadido que además hay una absoluta falta de planificación ya que “los datos biológicos del personal operativo de Renfe indicaban desde hace años la imperiosa necesidad de cubrir las bajas por jubilación y desvinculaciones en el mismo número, pero en muchos casos no han llegado a un tercio las incorporaciones, quedando en un evidente déficit de trabajadoras y trabajadores”.

Pastor subraya que “esta situación crea un gran perjuicio a la ciudadanía, sobre todo a las personas que utilizan este medio de transporte para trasladarse a sus centros de trabajo o a estudiar, puesto que se encuentran con supresiones de servicio de manera imprevista e inesperada, que les condiciona y obliga a llegar con retraso, a veces esperar horas hasta el próximo tren. Todo ello sin contar los retrasos que se ocasionan por otras cuestiones, y centrándonos solamente en la falta de personal”.

La diputada ha insistido en que “este recorte paulatino de personal ferroviario, tiene una mayor incidencia cuando se trata de personal operativo que está en contacto con las personas usuarias, dejando bajo mínimos la calidad ofrecida en los diferentes servicios. Incluso tiene una mayor repercusión cuando es personal imprescindible para la circulación de los trenes”.

Por último Pastor ha advertido que “aunque en estos momentos se estén formando 25 maquinistas en Valencia su destino no será exclusivamente para prestar servicio en el territorio valenciano y aunque superaran las pruebas el 100% de ellas, los destinos son generales, y tendrían que participar en una convocatoria a nivel red, de toda España, y en las anteriores convocatorias, la inmensa mayoría han obtenido destinos en Madrid y Barcelona, con lo que Valencia mantendría el déficit igualmente. Aun así, en caso de que esas, u otras 25 personas, llegaran al ámbito de Valencia, todavía sería insuficiente, sobre todo en determinadas épocas del año por motivos de tráficos, periodos vacacionales, bajas medicas laborales, o contingencias personales”.

Ante la situación derivada de la falta de personal en RENFE, Rosana Pastor insta al Gobierno del PP a que responda a la siguiente batería de preguntas:

  •  ¿Por qué no se tuvo en cuenta esta predecible falta de personal en unos servicios esenciales a la ciudadanía?
  • ¿Qué medidas se han tomado en los últimos meses para minimizar la falta de plantilla a nivel general, y concretamente en el ámbito de Valencia, además de los 30 contratos de obra y servicio que se han firmado este mes de julio?
  • ¿Cuál es la planificación futura para que esta situación no continúe, o se pueda acrecentar en el futuro?, ya que de llevarse a cabo el plan establecido, las supresiones podrían multiplicarse.
  • ¿Es esta una táctica del propio Ministerio de Fomento, para vaciar de personal una empresa pública como Renfe Operadora, con el interés de privatizar ciertos servicios ferroviarios, y compartir, o ceder directamente la gestión a entes privados?
  • ¿Nos encontramos ante una medida premeditada para suprimir los servicios ferroviarios que el Ministerio de Fomento, de forma unilateral, pudiera considerar excedentes?
  • ¿Esta falta de incorporaciones de personal responde a una reestructuración de plantilla anticipada o una maniobra para suprimir servicio de Media Distancia en la próxima revisión de las Obligaciones de Servicio Público (O.S.P)?
  • ¿Es esta una medida para preparar las supresiones que se darán, tal como ocurrió de manera lamentable, durante más de un año, con las obras del tercer carril entre València y Castelló de la Plana?

Deja un comentario