Ferran Martínez, senador de Unidos Podemos por la Comunitat Valenciana, quiere saber por qué el dispositivo policial no separó a los ultraderechistas de los participantes y asistentes de la cabalgata laica de las Magas de Enero

Durante los días previos a la celebración de la ‘Festa de la Infantesa’, cuyo momento cumbre fue la cabalgata de Magas que ayer recorrió las calles de Valencia, varias organizaciones ultraderechistas amenazaron con reventar las celebraciones. Varias decenas de ultras hicieron acto de presencia en las celebraciones para proferir insultos como “degenerados” o “putas” tanto a quienes participaban en el desfile como a quienes asistían como público. Ferran Martínez, senador de Podemos por la Comunitat Valenciana, ha registrado una pregunta para saber “cuáles fueron los medios humanos y materiales desplegados en el operativo policial del 7 de enero”.

El senador valenciano de Podemos también requiere información al Gobierno respecto a si se identificó o incoó expediente administrativo sancionador, pudiendo haber puesto los hechos en conocimiento del juzgado de guardia, a los ultras que, durante el recorrido de la cabalgata, insultaron a las personas asistentes. El senador Martínez también pide al Gobierno explicaciones por la decisión del operativo policial de no separar y aislar del resto del público a los grupos de extrema derecha que pretendían boicotear la ‘Festa de la Infantesa’. El senador de Unidos Podemos quiere saber además si se adoptó alguna medida específica de protección a los numerosos menores asistentes a los actos festivos, habida cuenta de que se pudieran producir escenas de violencia.

Estamos observando durante los últimos meses un peligroso resurgir de pequeños y violentos grupos de extrema derecha en el País Valencià”, asegura Ferran Martínez, para quien también “es alarmante la poca o escasa atención que la Delegación del Gobierno muestra ante este preocupante fenómeno”. Ya el pasado 9 de octubre una manifestación, que recorrió las calles de Valencia con el lema ‘Sí al valenciano’, fue atacada salvajemente por varios grupos ultraderechistas.

Deja un comentario