Las familias de Alginet soportan en su factura particular el consumo de agua de todas las dependencias del Ayuntamiento

El grupo municipal de izquierdas censuró en el pasado Pleno Municipal que el Equipo de Gobierno continúo hablando del bajo endeudamiento del Ayuntamiento, cuando el pueblo mantiene todavía una deuda de casi 3 millones de euros con la empresa EGEVASA.

Aunque, contablemente, la deuda del ayuntamiento de Alginet es de no llega a 190.000,00 €, Lo cierto es que en 2006 EGEVASA fue la adjudicataria de un contrato para la gestión del servicio público de abastecimiento de agua potable, en el cual se establecía que la empresa iría haciendo las inversiones que el Ayuntamiento le indicase, sobre la red de distribución del agua, por un importe total de 3.831.818,19 €.

Pero estas inversiones no las iba a pagar después el Ayuntamiento directamente, sino que en el mismo contrato se establecía que la amortización de esa deuda la iban a soportar las familias en su factura del agua, mediante la creación de una tarifa de inversiones que se aplicaría hasta que la empresa recuperase la totalidad de los 3,83 millones de euros avanzados.

Además, con ese contrato, que era para 25 años, el Ayuntamiento se aseguraba también que todos los consumos de agua que se hicieran por parte de la administración local (aproximadamente el 16,6% del total de agua suministrada al municipio) le resultarían gratuitos. Pero esto suponía, que su coste, la empresa gestora lo repercutiría también directamente sobre la factura de las familias, para mantener el equilibrio económico-financiero de su explotación.

Así pues, las familias del pueblo han visto aumentada durante estos años su factura del agua por partida doble, pero el Ayuntamiento de Alginet ha podido hacer unas inversiones muy importantes sin tener que endeudarse; motivo por el cual desde el actual Equipo de Gobierno se defendió el modelo que viene aplicándose, alegando que, de una manera u otra, al final, siempre es el ciudadano el que acaba pagando las inversiones que hace el Ayuntamiento.

Un pago poco equitativo

El portavoz de Cercle-IdEA criticó no obstante esta defensa que desde el Equipo de Gobierno se hizo de la aplicación de esta tarifa de inversiones, por considerar que esta se hace de manera prorrateada entre la totalidad de contadores del municipio, de forma que la contribución que hacen las familias al pago de esas inversiones, es un pago per cápita, y no en función de su renta ni de su patrimonio y, por lo tanto, “una manera de contribuir al gasto público que perjudica a las familias de menor renta, propia de gobiernos de derecha”.

Pero además, desde Cercle-IdEA se propuso al Equipo de Gobierno, que asumiera una parte importante de esa deuda, que actualmente todavía se mantiene en 2.927.584,57 €, porque sino, al ritmo de amortización que se va, cuando en 2031 se finalize el contrato continuarán debiéndose de aproximadamente 1,7 millones de euros. Una deuda con la empresa EGEVASA que tendrá que amortizar en ese momento la corporación que esté gobernando, bien recurriendo a deuda, bien incorporándola a la nueva licitación, lo que supondría facilitar las condiciones para la renovación del contrato a la actual adjudicataria, limitando así la libre concurrencia a los contratos de la Administración Pública.

Deja un comentario